El reto del especialista que trata en secreto a Schumacher: activar su cerebro con células madre del corazón

Michael Schumacher, en el box de Ferrari en una imagen de archivo.
Michael Schumacher, en el box de Ferrari en una imagen de archivo.
ARCHIVO

Michael Schumacher fue trasladado a París el 9 de septiembre para ser sometido a un tratamiento secreto en el Hospital Europeo Georges Pompidou. El siete veces campeón mundial de Fórmula 1, de 50 años, sufrió un grave accidente esquiando en Méribel el 29 de diciembre de 2013.

Se trata de una terapia experimental a cargo de una eminencia de la cirugía cardiaca, Philippe Menasché, jefe de la unidad coronaria del centro y también director del INSERM, el instituto nacional de investigación médica, dedicado a la terapia celular en enfermedades cardiovasculares. Pero… ¿qué tiene que ver la cardiología con el sistema nervioso central? La familia de Schumacher se aferra a una esperanza: poder regenerar este último con proteínas autólogas con células madre. Algo que nadie hasta la fecha ha demostrado ser capaz de hacer.

Se trata de aplicar proteínas autólogas, obtenidas de la sangre del paciente, por lo que no hay riesgo de rechazo. Con el plasma, rico en factores de crecimiento, se pretende hacer reaccionar, activar el sistema nervioso central del paciente. Aunque hay publicados protocolos de células madre en diferentes patologías, ninguno cuenta con aprobación para aplicar en el sistema nervioso.

Cinco años atrás Menasché, junto al equipo de otro hospital parisino, logró implantar células jóvenes, obtenidas de células madre embrionarias, procedentes de embriones congelados de una fecundación in vitro, en una mujer de 68 años con insuficiencia cardiaca. Se demostró que la terapia es segura. Ahora falta saber si también es eficaz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento