Athletic-Elche
El centrocampista del Elche Víctor Rodríguez (d) celebra la consecución del primer gol de su equipo ante el Athletic de Bilbao en partido de la decimoctava jornada de Liga de Primera División en el estadio de San Mamés, en Bilbao. EFE

El consejo de administración del Elche Club de Fútbol presentará este jueves en Madrid un recurso ante el Juez Único de Disciplina de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), acompañado de un acuerdo con Hacienda, para eludir el descenso administrativo.

El Elche ultima una ampliación de capital con la que espera recaudar siete millones de euros que le permitan solventar esta situaciónVarios consejeros del club ilicitano, con el presidente Juan Anguix a la cabeza, llevan varios días negociando con los dirigentes de la Agencia Tributaria en Madrid para pactar la fórmula que permita garantizar el pago de los 8,5 millones de euros que, según el consejo, debe la entidad a la administración pública.

Daniel Rubio, vicepresidente del Elche, anunció la pasada semana que ya existía un principio de acuerdo con Hacienda, si bien aclaró que el club seguía trabajando en busca de una fórmula que no dejara "la más mínima duda" al juez único en la resolución de su expediente.

En principio, el consejo del Elche tenía la intención de aportar de forma inmediata 3,7 millones de euros y abonar el resto en un calendario de pagos pactado con la administración, pero la deuda real ha sido mayor de lo esperado por los dirigentes, por lo que Hacienda pide que se aumente la cantidad de ese primer pago.

El acuerdo con la Agencia Tributaria, según se apunta desde el club ilicitano, es fundamental para evitar que el Juez Único proceda al descenso administrativo del Elche a Segunda B y garantizar de esta forma la supervivencia de la entidad.

Fuentes del consejo de administración del Elche han asegurado a Efe que la confianza en que se resuelva el expediente a favor del club ilicitano es "total", por lo que consideran como "injustificadas" las opciones de otros clubes recién descendidos a aspirar a la plaza de la entidad ilicitana.

Una vez superado este trámite, el Elche centrará sus energías en saldar la deuda con los jugadores, próxima a los seis millones de euros, de nuevo bajo el riesgo de un nuevo descenso administrativo, si bien para evitarlo dispondrá de algo más de dos meses de plazo.

Como fuente de financiación, el Elche convocó hace unas semanas un proceso de ampliación de capital con el que espera recaudar siete millones de euros que permitan aportar liquidez en sus arcas para poder cumplir con sus compromisos.