El Ajax celebra un gol frente al Bayern de Múnich.
El Ajax celebra un gol frente al Bayern de Múnich. EFE

El emparejamiento de los octavos de final de la Liga de Campeones que pondrá frente a frente a Ajax de Ámsterdam y Real Madrid se ha visto como una noticia positiva para el conjunto blanco, dada la diferencia de nivel individual entre una y otra plantilla, aunque, según informa el diario De Telegraaf, ha sido el conjunto holandés el que se lo ha tomado con júbilo.

Según declaraciones de Daley Blind al citado medio, el vestuario del Ajax ha gritado de felicidad después de enterarse de quién iba a ser su rival en el sorteo, algo realmente llamativo, ya que hablamos de un equipo gigante históricamente, no uno de menor categoría que va a visitar el Bernabéu en una ronda de Copa, circunstancia que ya ha dejado imágenes parecidas en el pasado.

"No hay que confiarse, ahora viene un periodo de descanso y ellos tienen tiempo suficiente para mejorar", aseguró el futbolista, uno de los pesos pesados de la plantilla. "Si nos fijamos en los últimos partidos, hemos podido competir con un equipo de primer nivel como el Bayern de Múnich, tanto en casa como fuera. Si jugamos con la misma energía y el mismo coraje y valor, podremos tener oportunidades", prosiguió.

En cualquier caso, el zaguero del equipo holandés concluyó dejando claro que el equipo blanco es el gran favorito en la eliminatoria: "Hay que ser realistas porque el Madrid ha ganado las últimas 'Champions' y seguro que no lo pondrán fácil, pero vamos a jugar para pasar a la siguiente ronda. Nada es imposible".