Dembélé
Ousmane Dembélé, en el Valladolid-Barcelona de Liga. EFE

Ousmane Dembélé ha mostrado esta temporada lo mejor y lo peor de sí mismo. El joven extremo francés, que dejó al fin numerosas muestras de calidad en su segunda temporada como jugador del FC Barcelona, sigue sin cumplir con todas sus obligaciones profesionales. La última muestra de ello tuvo lugar en vísperas de la final de la Copa del Rey, que el Barça perdió ante el Valencia CF.

Según revela el diario ‘As’, Dembélé volvió a llegar tarde a entrenar la semana previa al partido, en el que el equipo se jugaba endulzar el final de temporada tras la mayúscula decepción que había supuesto la eliminación en la Champions League ante el Liverpool, con el recordado 4-0 de Anfield.

Dembélé se excusó alegando que tenía permiso, pues estaba realizando trabajo de recuperación con un fisioterapeuta aparte, pero el horario fijado ese día era el mismo para todos los componentes de la plantilla, sin excepciones.

El club ha insistido al jugador y a su entorno en que no podrá seguir tolerando este tipo de comportamiento, y que si ello sucede pondrá al futbolista en el mercado. Dembélé es el quinto fichaje más caro de la historia, sólo superado meses después por Philippe Coutinho: el Barça pagó por él 105 millones fijos más 40 en variables en el verano de 2017, cuando tuvo que afrontar con urgencia la marcha de Neymar al PSG.