David Villa
El delantero asturiano del Barça, David Villa, regresa al fútbol tras una lesión de ocho meses. EFE

El delantero asturiano, David Villa, ha vuelto a jugar ocho meses más tarde, un partido oficial con el Barcelona después de superar la lesión de fractura de tibia que se produjo en el Mundial de Clubes de la temporada pasada, y lo ha hecho cerrando la goleada del conjunto azulgrana frente a la Real Sociedad (5-1).

Había disputado minutos en pretemporada, pero no en partido oficial

Villa ha participado en la victoria del Barça en la primera jornada de liga contra los donostiarras al entrar en el campo en el minuto 74, dejando atrás muchos meses de inactividad y anotando un gran gol con su pierna izquierda.

El jugador ha recibido una sonora ovación del Camp Nou cuando ha sustituido a Pedro Rodríguez, y el público ha coreado su nombre en varias ocasiones, además de aplaudirle cada vez que tocaba el balón.

Su olfato sigue intacto y en su única ocasión, tras asistencia de Iniesta, ha podido dedicar su primer gol tras la lesión a su esposa y sus hijas –"Imposible sin vosotras", decía su camiseta interior– y al fisioterapeuta Emili Ricard, su sombra durante la larga recuperación.

Paciencia para un partido entero

"Es un día muy feliz, ha sido un paso muy importante. Estoy feliz por todo el cariño recibido estos ocho meses y con la ovación de hoy se me puso la piel de gallina", señaló el delantero asturiano en declaraciones a Canal+.

"Ahora quiero hacerlo lo mejor posible para que estén lo más contentos posible conmigo y devolverles así el cariño. Tengo compañeros muy buenos y estoy feliz por todos ellos", apuntó."He puesto en la camiseta a mi mujer y a mis hijas porque han sido meses difíciles para ellas por mi culpa", señaló el 'Guaje' sobre la celebración de su gol, el quinto de la noche (5-1) culé.

Por último, destacó que tiene que tener "paciencia" para poder jugar un partido entero lo antes posible. "Estoy en un buen momento, llevo cinco semanas entrenando al máximo nivel. En el Barça la exigencia es máxima con compañeros tan buenos y lo mejor es tener paciencia e ir poniéndome cada vez mejor para jugar un partido entero lo más pronto posible", aseveró.

El jugador del Barça ya había vuelto a los terrenos de juego durante esta pretemporada, concretamente en el encuentro amistoso ante el Dinamo Bucarest, cuando entró en el minuto 73 de partido, pero esta noche ha disputado sus primeros minutos oficiales tras su lesión.

El internacional cayó gravemente lesionado el pasado 15 de diciembre de 2011 en el primer encuentro del Mundial de Clubes contra el Al Saad, y se perdió el resto de la temporada, además de la Eurocopa con la selección española, con la que fue el máximo goleador tanto en los dos títulos anteriores de la Roja: la Eurocopa de Austria y Suiza de 2008; y el Mundial de Suráfrica 2010.