Cristiano Ronaldo, en la final de la Champions de Kiev.
Cristiano Ronaldo, en la final de la Champions de Kiev. EFE

La nueva estrella de la Juventus de Turín, Cristiano Ronaldo, quiere batir todos los récords posibles en lo que será su nueva liga, la Serie A, tras arrasar en la liga española. El máximo goleador histórico del Real Madrid con 451 goles en 438 partidos, durante los nueve años que estuvo vistiendo la camiseta blanca, llega ahora a Italia para batir el récord que ostenta, de momento, Gonzalo Higuaín.

El delantero argentino consiguió en la temporada 2015-2016 el récord de más goles anotados en una temporada por un jugador en la Serie A, cuando jugaba en el Nápoles, con 36 dianas. Desde la temporada 1949-1950, nadie conseguía superar la barrera de los 35 goles marcados por Gunnar Nordahl, jugador sueco del Milan. Higuaín le superó hace ya dos temporadas tras lograr un hat-trick ante el Frosinone. Ahora, Cristiano amenaza el récord del que fuera su compañero de equipo en el Madrid durante cuatro años, y con quien compartirá de nuevo vestuario, esta vez, en Italia.

Cristiano sabe que su llegada a Italia supone un éxtasis para la afición bianconera y sus nuevos compañeros de equipo. No sólo por los títulos que puedan lograr, sino por todos los goles que el cinco veces campeón de Europa pueda marcar con la camiseta de la Juventus.

Durante sus nueve años en el Real Madrid, el luso superó los 36 goles en una competición nacional durante una temporada en tres ocasiones. En la temporada 2010-2011 marcó 40 goles, en la 2011-2012 aumentó la cifra hasta los 46, y en la temporada 2014-2015 llegó a los 48 goles marcados en el torneo nacional.

Sin duda, Cristiano ha demostrado que el gol es su mejor virtud, y que los récords son su obstáculo preferido. Cristiano está listo para superar el récord de máximo goleador histórico en la Serie A.