Cristiano Ronaldo y Dejan Lovren
Cristiano Ronaldo maneja la pelota por delante de Dejan Lovren en la final de la Champions en Kiev. EFE

Cristiano Ronaldo ha fichado por la Juventus de Turín, en uno de los movimientos de mercado más importantes de la historia del fútbol. El jugador portugués ya dejó caer al término de la final de Kiev ante el Liverpool que no quería continuar en el equipo blanco, y después de muchos rumores el actual campeón de Europa ha confirmado que el máximo goleador de su historia hace las maletas con dirección al fútbol italiano. Una operación que se ha cerrado en 100 millones de euros, una cifra que ha dividido la opinión de la afición del Real Madrid.

Por un lado, la sensación es que ese precio por un jugador de 33 años era una buena oportunidad para el club, pero por otro, está el indiscutible argumento de que hablamos del jugador que ha ganado 4 de los últimos 5 Balones de Oro, y que por tanto parece una cantidad demasiado pequeña, si tenemos en cuenta lo que se ha venido pagando en los últimos tiempos por otros futbolistas.

En el número uno se mantiene Neymar, que hace doce meses abandonó la disciplina del Fútbol Club Barcelona a cambio de 222 millones de euros. El PSG pagó su cláusula de rescisión, y puso el listón realmente alto en este particular ránking. En el segundo lugar, también con destino al equipo parisino, se ubica Kylian Mbappé, que dejó el Mónaco también hace un año en una operación de cesión más opción de compra obligatoria que se ha ejecutado este año, por 180 millones de euros.

Detrás de las dos incorporaciones estrella del equipo parsisino se sitúan dos futbolistas del Barcelona, que completan el tercer y cuarto puesto en fichajes más caros de la historia. El tercero es Coutinho, con 125 millones de euros, mientras que en el cuerto lugar se coloca Ousmane Dembélé, que dejó el Borussia Dortmund para recalar en el equipo culé por unos 115 millones de euros. En el quinto lugar está Paul Pogba, que llegó al Manchester United por unos 105 millones de euros, lo mismo que la Juventus ha pagado por el portugués, con el matiz de que el pago de la comisión que se llevó Mino Raiola, hizo al equipo inglés aumentar la cifra hasta casi 120 millones.