Thibaut Courtois, con Bélgica, en el Mundial de Rusia.
Thibaut Courtois, con Bélgica, en el Mundial de Rusia. EFE

El Real Madrid ha anunciado la incorporación de Thibaut Courtois, que llega al equipo blanco para las próximas seis temporadas, después de haber sido nombrado mejor jugador del pasado Mundial de Rusia. El guardameta belga había dejado claro en varias ocasiones que su ilusión era regresar a Madrid, donde viven sus hijos, y el equipo blanco le ha dado la oportunidad de estar cerca de su familia, sin duda un aliciente más al ya de por sí enorme, en lo deportivo, que supone jugar en el actual campeón de Europa.

A la espera de que se hagan oficiales las cifras del traspaso, la prensa inglesa especula con que la operación puede haberse cerrado en unos 40 millones de euros, sin lugar a la duda un precio excelente, teniendo en cuenta los números que se mueven hoy en día en el mundo del fútbol, por incorporar a un jugador de primerísimo nivel mundial.

El guardameta belga salió del Genk en el año 2011, para recalar, en calidad de cedido, en el Atlético de Madrid. El Chelsea buscó un destino en el que pudiera formarse jugando con continuidad, ya que su portería estaba ocupada por Cech, y regresó al club londinense en 2014, donde ha sido titular indiscutible en las últimas cuatro temporadas. Su llegada al equipo blanco supone un nuevo salto de calidad en una carrera repleta de éxitos, después de ganar, entre otros títulos, dos veces la Premier League, una la Liga Española, o una la Europa League.