La policía de Dorset (Reino Unido) confirmó este jueves por la noche mediante un comunicado que el cuerpo rescatado de la avioneta hallada en el fondo del Canal de la Mancha es el de Emiliano Sala. La familia del futbolista y la del piloto David Ibbotson han sido informadas y se mantienen al tanto de todas las novedades.

Es el fin de una trágica historia que comenzó el 21 de enero, cuando el delantero argentino tomó una avioneta desde Nantes a Cardiff, donde se iba a convertir en el fichaje más caro del club galés. Veinte días después, y tras muchas dificultades, se encontró un cadáver en la aeronave estrellada en el fondo del Canal de la Mancha, que ha resultado ser el de Sala, según ha confirmado la autopsia.

En el comunicado de la policía, confirman que van a seguir las investigaciones para concretar las circunstancias de la muerte, además de mantener la búsqueda de Ibbotson, el piloto. Ambas familias seguirán contando con la ayuda de especialistas y psicólogos para intentar pasar por estos durísimos momentos.

Lucha contra los elementos

Tras fichar a Sala, el equipo galés le habia llevado a Cardiff para firmar el contrato y el argentino, después de fotografiarse en las instalaciones de su nuevo equipo, regresó a Nantes para despedirse de sus ya excompañeros.

El 21 de enero, en la ciudad francesa, se montó junto a Ibbotson en un Piper Malibú, una pequeña avioneta de un solo motor, que horas más tarde desapareció cuando cruzaba el Canal de la Mancha. Un total de 37 minutos después de que se perdiera la conexión en el radar con la aeronave, los servicios de búsqueda comenzaron a rastrear el incidente, con el objetivo de encontrar con vida a Sala y a Ibbotson.

Las condiciones meteorológicas eran terribles y aunque fueron mejorando con el paso de los días, el dispositivo se suspendió a los tres días, al no divisar resto alguno del avión ni de los ocupantes y al considerar las posibilidades de supervivencia "extremadamente remotas".

Búsqueda privada

La familia de Sala impulsó una búsqueda privada, mediante micromecenazgo —llegando a alcanzar los 371.000 euros—, que contó con el apoyo de futbolistas de renombre mundial.

La nueva investigación, llevada a cabo por la empresa privada Blue Water Recoveries en conjunción con el Departamento de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido (AAIB, por sus siglas en inglés) encontró este domingo la avioneta al norte de la isla de Guernsey en el Canal de la Mancha.

La nave se encontraba a 67 metros bajo el nivel del mar. Solo se pudo localizar el fuselaje del avión y la AAIB confirmó que entre las imágenes tomadas se divisó un cuerpo. Este martes comenzaron las labores para recuperar el cadáver, no siendo hasta el jueves cuando se consiguió sacar del agua y trasladar a tierra firme.

El cuerpo llegó al puerto de Portland, en el sur de Inglaterra, y de ahí se trasladó en ambulancia a la localidad de Dorset, donde has sido identificado.

Finalmente, la policía de Dorset confirmó este jueves que el cuerpo pertenece a Sala, de 28 años, mientras que el piloto no ha sido localizado y la AAIB anunció que no fue posible recuperar la avioneta debido a las malas condiciones climáticas.

El suceso no está cerrado aún, ya que quedan por determinar las causas del accidente. La AAIB emitirá un informe sobre lo ocurrido en el próximo mes.

Además, el Nantes reclamó el pago del fichaje al Cardiff, el cual estaba pactado para realizarse en tres plazos. Según informó la cadena británica BBC, el Cardiff está dispuesto a cumplir con su cometido, pero no hasta que "se aclaren los hechos".