Inglaterra se clasifica a cuartos del Mundial
Inglaterra celebra su clasificación para los cuartos del Mundial. EFE

Inglaterra se clasificó para los cuartos de final del Mundial tras un partido muy bronco ante Colombia, que se resolvió en la tanda de penaltis (1-1, 3-4).

James Rodríguez no se recuperó a tiempo de su lesión y ni siquiera se sentó en el banquillo de Colombia, pero, a pesar de tener a su gran estrella en la grada, la selección de Pékerman supo frenar a una Inglaterra con todos sus pesos pesados en el césped.

Un cabezazo del Pichichi del Mundial, Harry Kane, al cuarto de hora, que se marchó fuera por muy poco; y una falta lanzada por Trippier cerca del palo fueron las únicas ocasiones del combinado de Southgate en unos primeros 45 minutos plagados de imprecisiones, pérdidas de balón y una tensión creciente entre el campo.

De hecho, Barrios se jugó la expulsión por un cabezazo a Henderson que el árbitro solo sancionó con amarilla y Yerry Mina se las tuvo con Sterling en el área: el central del Barça acabó simulando una agresión, algo absurdo con el VAR vigilante.

Colombia pasó pocos apuros en defensa, pero en ataque tampoco mostró demasiado. Con Falcao siempre muy marcado por la defensa inglesa, su mejor acción fue un disparo de Quintero desde la frontal que detuvo Pickford sin problemas.

En la segunda mitad, Inglaterra supo gestionar mejor los rifirrafes entre jugadores y a los diez minutos Kane le arrancó un penalti a La Roca Sánchez en un forcejeo en el área. Si la hubo, fue una falta muy leve, pero el árbitro ni siquiera consultó con el VAR pese a las protestas y el delantero del Tottenham marcó desde los once metros su sexto tanto en el Mundial.

Colombia estaba obligada a marcar y Pékerman metió en el campo a Bacca y Muriel para terminar con cuatro delanteros. Tuvo el empate Cuadrado, pero el milagro lo obró en el minuto 93 Yerry Mina, que emergió para cabecear un córner y forzó la prórroga con su tercer tanto en Rusia. El del Barça ya es la nueva estrella colombiana.

El gol dejó tocada a Inglaterra y Colombia fue superior al inicio de la prórroga, con una buena ocasión para Falcao, pero el cuadro de Southgate reaccionó y Rose, que había entrado en el tiempo extra, estuvo muy cerca de marcar. En los penaltis, Ospina le paró un lanzamiento a Henderson que daba ventaja a Colombia, pero Uribe disparó al larguero y Bacca también falló para dejar el pase en manos de Dier, que no perdonó.