Paquito Fernández Ochoa descansa en paz en Cercedilla

  • Su féretro, con una bandera de España y otra olímpica.
  • Cientos de personas, no entraron todos en la iglesia.
  • Lluvia y mañana gris en Cercedilla, donde fue enterrado.
Familiares y amigos portan el féretro con los restos mortales de Francisco Fernández Ochoa. (Efe)
Familiares y amigos portan el féretro con los restos mortales de Francisco Fernández Ochoa. (Efe)
EFE/Juan Carlos Hidalgo

Los restos mortales de Paquito Fernández Ochoa, que falleció el lunes a los 56 años, descansan ya en el Cementerio Católico Municipal de Cercedilla, donde ha sido enterrado.

El esquiador español, oro en eslalon en los Juegos Olímpicos de Sapporo'72 (Japón), recibió cristiana sepultura en el cementerio después de que en su memoria se oficiase un funeral en la Parroquia de San Sebastián de mismo pueblo de la sierra madrileña. El féretro fue cubierto con una bandera de España y otra olímpica.

Junto a otros muchos que estuvieron presentes en el funeral, entre ellos los ex baloncestistas Fernando Romay y Juan Antonio Corbalán o el ex jugador de balonmano Cecilio Alonso, se reunieron en el cementerio otras personalidades del deporte español, como la ex taekwondista Coral Bistuer o los ex secretarios de Estado para el Deporte Rafael Cortés Elvira y Juan Antonio Gómez Angulo.

También se acercaron, entre otros muchos, los hermanos Llorente, José Luis y Toñín, y Fran Murcia, todos ellos ex jugadores de baloncesto, y los ex futbolistas Fernando Hierro y Juan Carlos Arteche.

Asimismo estuvo presente el ex seleccionador de 'basket' femenino Antonio Lombao -que creó un circuito de esquí y golf junto al fallecido- y dos de sus ex pupilas en el equipo nacional, Carolina Múgica y Mónica Messa.

Sin olvidar a los abundantes representantes del mundo del esquí que quisieron despedir al mejor esquiador español de todos los tiempos, entre ellos representantes de ATUDEM, del puerto de Navacerrada y de diversos clubes y federaciones.

El presidente de la española (RFEDI), Eduardo Roldán, no pudo asistir al encontrarse en el extranjero, pero la federación nacional -también lo hizo la andorrana- envió una de las tantísimas coronas que añadieron cierto color a la lluviosa y gris tarde madrileña.

Lluvia y clases suspendidas

El Instituto de Educación Secundaria La Dehesilla, anexo al cementerio, suspendió sus clases a partir del mediodía a petición del Ayuntamiento para evitar que en las inmediaciones del camposanto se originará el caos debido a las numerosas personas que quisieron rendir el último adiós a Paco Fernández-Ochoa.

La lluvia no ayudó en exceso, pero todos los congregados aguantaron de forma estoica en el cementerio a pesar de las precipitaciones, hasta que a las 14:11 horas llegaron cinco coches fúnebres, con el cadáver y con las numerosas coronas y ramos que fueron enviadas durante la jornada de ayer, lunes, y hoy, martes.

Familiares, amigos, conciudadanos y más admiradores soportaron sin problemas la lluvia para despedir al único campeón olímpico invernal que tiene el deporte español. Ayer muchos ya estuvieron en la capilla ardiente.

El museo ya recibe los primeros fondos

Los concejales del Ayuntamiento de Cercedilla acordaron donar las dietas para la creación del museo del esquiador siendo ésta la primera dotación económica que recibe este centro que se alzará junto a la Plaza Mayor de esta localidad de la sierra madrileña.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento