Iker Casillas, con la camiseta del Oporto.
Iker Casillas, con la camiseta del Oporto. TWITTER OPORTO

El Oporto ha hecho oficial la renovación de Iker Casillas, uno de los temas más delicados en el equipo portista en los últimos meses. El actual campeón de la liga portuguesa ha anunciado su continuidad, de momento, con una escueta publicación en Twitter en la que asegura que "Casillas renueva", por lo que aún no hay información sobre la duración del contrato -que presumiblemente será de un año-, ni el salario del futbolista.

Tal y como había venido señalando la prensa local, lo lógico es creer que el canterano del Real Madrid ha renovado a la baja, porque uno de los motivos que dio la prensa portuguesa de su ausencia en los onces de Sergio Conceiçao entre diciembre y enero de la presente temporada era que la directiva liderada por Pinto da Costa pretendía reducir la masa salarial del equipo, en la que el portero tenía un peso importante.

Adaptación lenta pero positiva

Es el tercer año de Casillas en el Oporto, y después de un inicio muy complicado, el campeón del Mundo y de Europa con la selección española comenzó a encontrar su mejor nivel. Los ecos de su última etapa en el Real Madrid, donde estuvo por debajo de su mejor nivel, provocaron que el impacto mediático de su aterrizaje en Portugal fuera muy grande, lo que no terminó de permitirle una estabilidad en lo psicológico que sí ha conseguido con el paso del tiempo.

Aproximadamente en el ecuador de la temporada pasada, Casillas comenzó a mostrar mucha más tranquilidad, y eso repercutió positivamente en su juego, volviendo a dejar acciones de alto nivel. Después de ese pequeño bache por la titularidad de José Sa en el presente curso, Iker se hizo con de nuevo con el puesto, y ha sido una de las claves que han explicado el título liguero conseguido por el Oporto.