Casillas
Casillas celebrando el título de liga  con el Oporto. EFE

El Oporto, que se proclamó campeón de la Liga portuguesa este pasado sábado gracias al empate entre el Sporting de Portugal y el Benfica, celebró este domingo su título con una victoria (2-1) sobre el Feirense en casa.

El Estadio do Dragão se vistió de gala para recibir a los nuevos campeones, con un aforo completo para ver el 28º trofeo liguero del club del norte de Portugal, que el equipo recibió al final del partido y que supuso su primer título en cuatro años.

En un ambiente de fiesta, el Oporto brindó una victoria a sus aficionados, que arrancó con un gol del portugués Sérgio Oliveira en el minuto 37 tras una buena combinación entre el maliense Marega y el luso Ricardo Pereira.

El argelino Yacine Brahimi amplió la ventaja en el 57 con un golazo; recibió un pase del camerunés Aboubakar y, tras pasar el balón por encima de un rival, remató al fondo de la portería.

En el minuto 90, el Feirense consiguió recortar distancias con un gol del colombiano José Valencia, que impidió al español Iker Casillas mantener su portería a cero.

Con el triunfo, y a falta de una jornada, el Oporto suma veintisiete victorias, cuatro empates y dos derrotas y encabeza la tabla con 85 puntos, ya inalcanzable por el Sporting y el Benfica, que cuentan ambos con 78 puntos.

Susto

Un título que lograron el sábado sin jugar, en su hotel de concentración. "Es la primera vez en mi carrera que soy campeón en un hotel", dijo Casillas. No se sabe si lo que vivió esa noche tmabién era la primera vez. El ya campeón de Portugal tuvo que ser evacuado del hotel a causa del fuego en el garaje aunque el incidente no pasó a mayores. "Es algo que siempre vamos a recordar", dijo el meta madrileño.