Alex Granell
Granell, capitán del Girona, lucha con Ceballos por un balón EFE

El Girona logró un triunfo histórico ante el Real Madrid este domingo en el Santiiago Bernabéu. El conjunto catalán se impuso por 1-2 y dio un duro golpe a un conjunto madridista que parecía haber encontrado la estabilidad.

A la conclusión del choque, comenzaron a salir los tintes políticos del mismo, con Carles Puigdemont felicitando al Girona por la victoria desde su exilio belga.

Además, el capitán del Girona dedicó el triunfo a los políticos catalanes que están siendo juzgados por rebelión y sedición:

"Es la forma de mostrar nuestro apoyo a todos los políticos que injustamente están siendo juzgados. La victoria contra el Madrid en Montilivi fue en un momento políticamente delicado... y ahora poder ganar en el Bernabeu también es importante", explicó Alex Granell.