Kylian Mbappé celebra uno de sus goles en el Francia - Argentina de Rusia 2018.
Kylian Mbappé celebra uno de sus goles en el Francia - Argentina de Rusia 2018. EFE

El Balón de Oro ha tenido dos dueños indiscutibles en la última década. Kaka, en el año 2007, fue el último vencedor fuera de la dupla Cristiano Ronaldo - Leo Messi, que desde entonces y hasta ahora han vencido el galardón cinco veces por cabeza. Sin embargo, la temprana eliminación de ambos en el Mundial de Rusia abre la puerta a la posibilidad de que haya otro vencedor, si bien es cierto que con el doblete local del Barcelona y la Champions del Real Madrid, ambos estarán en la pelea hasta el íltimo momento. En cualquier caso, es una oportunidad única, y hay varios nombres que están pendientes de la posibilidad.

Neymar: Obviamnete, uno de los grandes candidatos, aunque para conseguirlo debe ser decisivo en las eliminatorias y, por supuesto, que Brasil acabe levantando la Copa del Mundo. La mala actuación del PSG en Champions y su lesión juegan en su contra.

Antoine Griezmann: Ya estuvo en el podio hace dos temporadas y si Francia acaba haciéndose con el campeonato, desde luego puede estar en las quinielas. Además, ganó la Europa League con el Atlético de Madrid siendo decisivo, otro argumento que puede pesar en su favor.

Kylian Mbappé: Desde luego, que lo venciera con 19 años sería una sorprensa, pero después de su exhibición contra Argentina, no hay que descartar nada. Lo ha ganado todo a nivel local con el PSG, pero el cuadro parisino fracasó en Champions, así que necesitaría más actuaciones brillantes para entrar en la pelea.

Diego Godín: Otro nombre muy improbable, pero Uruguay se presenta como candidata y él está siendo el gran líder. Cannavaro ya lo logró tras exhibirse con Italia en el Mundial de 2006, y el futbolista del Atlético de Madrid tiene, como Griezmann, la bala extra de la Europa League.

Kevin de Bruyne: Otro de los posibles candidatos si Bélgica acaba ganando el título. Es cierto que aún no está siendo tan decisivo como cabe esperar, pero quedan los encuentros clave y el belga tiene, además, el argumento de haber ganado la Premier League siendo quizás el mejor jugador del Manchester City.

Sergio Ramos: Si España ganase el torneo, los futbolistas del Real Madrid tendrían una ventaja especial con respecto a cualquier otro ya que un doblete Champions - Mundial son palabras mayores. El camero, capitán de ambos conjuntos, tendría una posibilidad en caso de ser decisivo en las eliminatorias.

Isco: No ser la estrella del proyecto del Real Madrid y no haber sido tan decisivo como el año de la Duodécima juegan en su contra, pero está liderando a España y desde luego, en caso de que los de Hierro sean campeones, estaría en las quinielas.

Iniesta: Su nombre parece más bien un recurso para homenajear a uno de los mejores jugadores de todos los tiempos que a algo palpable, aunque ya frente a Marruecos mostró mejoría. El doblete del Barça y un posible título de España le pueden hacer soñar si marca la diferencia en los encuentros que quedan.

Modric: Igual que sus compañeros en el Real Madrid, tiene la ventaja de haber ganado la Champions League. Además, si Croacia lograse el hito de levantar la Copa del Mundo y él mantiene ese nivel, la hazaña le situaría entre el elenco de posibles vencedores.