Anna Tarrés
Anna Tarrés, en el centro, durante los pasados Juegos Olímpicos de Londres. EFE / ARCHIVO

La entrenadora Anna Tarrés no continuará a partir de 2013 al frente del equipo español de natación sincronizada, cargo que ocupaba desde 1997, por "razones estrictamente profesionales y de política deportiva", ha informado la Federación Española (RFEN).

Así se lo comunicó por teléfono el propio Fernando Carpena, presidente de RFEN, a Anna Tarres, que desde que está al frente del equipo nacional, en 1997, España ha sumado cuatro medallas olímpicas, 25 mundiales y 25 europeas.

Razones estrictamente profesionales y de política deportiva fundamentan esta decisiónLa RFEN emitió un comunicado en el que informa de que "en conversación privada mantenida con doña Anna Tarrés Campa se le ha anticipado la decisión de no renovar el contrato con esta Federación, que expira el próximo 31 de diciembre, pendiente de hacerlo formalmente en cumplimiento de lo establecido en dicho contrato".

"Razones estrictamente profesionales y de política deportiva fundamentan esta decisión", agrega la RFEN, que le agradece a Tarrés "su innegable y valiosa aportación a la natación sincronizada".

En los Juegos Olímpicos de Londres España ganó, con Tarres como seleccionadora, la plata en dúos y el bronce por equipos. La 'sincro' brilló por primera vez en una cita olímpica hace cuatro años en Pekín, donde fue subcampeona tanto en dúo como en equipo, lo que permitió a Gemma Mengual lograr la ansiada presea.

Nueva etapa en Río 2016

El camino hasta convertirse en la segunda potencia mundial había sido duro y plagado de sacrificio, pero en Londres quedaba algo más duro, mantenerse y afrontar el relevo. Mengual lo dejó tras los Mundiales de Roma de 2009 para ser madre y otras de las piezas claves del despertar de la sincronizada como Paola Tirados, Irina Rodríguez o Raquel Corral también se despidieron.

Sin embargo, la seleccionadora Anna Tarrés, metódica rigurosa y siempre en busca de la innovación, afrontó la transición sin prisa, pero sin pausa. Le dio la jefatura a la ya consagrada Andrea Fuentes, compañera de Mengual en Pekín, y junto a ella apostó por Ona Carbonell, que no estuvo en la capital china.

Según precisa la federación, "consecuentemente y cuando se cumplan dichas formalidades, la RFEN comunicará quiénes compondrán el equipo técnico que va a dirigir la natación sincronizada española con vistas a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016.