Aunque el juez ha desestimado la demanda de Albelda contra el Valencia para la rescisión del contrato, el abogado del futbolista, Francisco Guillén, apunta que presentará un recurso.

"Somos respetuosos con el juez, pero no compartimos el fallo. Entendemos que en la sentencia se habla de un posible indicio de acoso laboral, por lo que vamos a analizarla con detenimiento por si decidimos presentar una denuncia tanto contra el presidente del club, Juan Soler, como contra el técnico, Ronald Koeman", añadió.

Además de la extinción del contrato, Albelda pidió una indemnización de 60 millones de euros, lo que figura en la cláusula de rescisión. El pasado día 22 de febrero se celebró la vista y en ella Soler negó que el centrocampista estuviera despedido o apartado de la disciplina de la plantilla.

"En la resolución queda acreditado que Albelda está apartado del equipo, por lo que el fallo no nos quita la razón. Pensamos que sólo se ha desestimado porque pasó poco tiempo desde la decisión impuesta por los dirigentes del Valencia hasta que se presentó", agregó Guillén.

"Vamos a seguir defendiendo los derechos laborales del jugador. Esto acaba de empezar", agregó.

El Valencia apunta que esto demuestra que era decisión deportiva

El Valencia considera que la sentencia "legitima la actuación del club y es la clara y justa muestra de que estábamos tan solo ante una decisión deportiva", según señaló su director general de Comunicación, Jesús Wollstein.

Si él considera que necesita buscar una salida, el Valencia no se la va a negar



Wollstein, que compareció en rueda de prensa junto a José Pastor, responsable de los servicios jurídicos del Valencia, ha asegurado que hoy "es un día alegre por la sentencia, pero triste por lo que significa un enfrentamiento en un juzgado entre el club y un jugador tan importante para el Valencia como Albelda".

"El acuerdo aún cabe. Sería conveniente no sólo por nosotros, sino por el propio interés del jugador. Si él considera que necesita buscar una salida, el Valencia no se la va a negar, pero hemos de ser capaces ambas partes de conciliar los intereses de unos y de otros", ha explicado Pastor.