Randolph, en el momento de taponar a Tomic.
La jugada decisiva del encuentro fue un tapón de Randolph a Tomic que fue señalado como ilegal. EFE

La final de la Copa del Rey de baloncesto que el Barça Lassa logró llevarse frente al Real Madrid ha sido probablemente la más polémica de toda la historia de la competición, después de que se produjeran dos acciones en el último minuto del encuentro que han dado la vuelta al mundo por tratarse de dos errores flagrantes por parte de los colegiados.

La ACB ha publicado en su página web declaraciones de Antonio Martín, su presidnete, en las que reconoce "fallos graves" en el arbitraje:

"La final de la Copa del Rey ha sido un éxito organizativo con un excelente nivel deportivo, las mejores retransmisiones televisivas que hemos vivido en la historia de la competición y ocho aficiones volcadas con un gran ambiente. Sin embargo, es evidente que han existido varios errores arbitrales graves al final del partido", comienza Martín.

"Por primera vez hemos puesto a disposición de todo el mundo la imagen del Instant Replay y por tanto toda la actuación en referencia a la jugada es pública y los aficionados han podido ver en directo exactamente lo que han revisado y la decisión que han tomado los árbitros. Por otro lado, también ha habido acciones que por reglamento no se pueden revisar por el Instant Replay y en las que no debería caber el error", prosigue.

"Cada vez contamos con más avances tecnológicos y debemos usarlos de la manera adecuada para ayudar al estamento arbitral a tomar las decisiones correctas, siempre sabiendo que se ha de convivir con el error humano. Mejorar de forma relevante este aspecto y en la formación técnica de manera continuada durante toda la temporada es una prioridad para nosotros en los próximos meses, y lo vamos a hacer conjuntamente con el colectivo arbitral", concluye.

La Asociación de Árbitros de Baloncesto también ha emitido un comunicado, en el que admite "errores al final del partido", además de asegurar que "aceptan y acatan las decisiones que pueda tomar la ACB en relación a dichos errores". Además, concluye asegurando que detrás de los errores hay "una persona que sufre como el que más".