Randolph tapona a Tomic en la última jugada de partido.
Randolph tapona a Tomic en la última jugada de partido. EFE

El Barça Lassa se ha llevado la final de la Copa ACB disputada en Madrid en un final de auténtico infarto. Los de Stevislav Pesic consiguieron imponerse por 94-93, después de que los árbitros tomasen dos decisiones realmente impactantes y surrealistas en el último tramo de partido.

La primera de ellas fue cuando Randolph golpeó clamorosamente en la cabeza de Singleton cuando este enfilaba la canasta. La acción rozaba incluso la antideportiva, pero los colegiados no la señalaron y el Real Madrid logró ponerse por delante gracias a un 2+1 de Carroll.

El Barça Lassa, entonces, necesitaba anotar, y Randolph le hizo un tapón que pareció a todas luces legal sobre Tomic. Sin embargo, tras revisar la acción, los colegiados tomaron la decisión de que se trataba de tapón ilegal, por lo que el equipo culé sumó dos puntos más hasta poner el 94-93 definitivo en el marcador.