De Laurentiis ataca a Luis Enrique: "Menos mal que se fue a Francia, mira sus resultados"

  • El presidente del Nápoles llamó al técnico español en verano para ofrecerle el banquillo del club italiano.
Aurelio De Laurentiis, presidente del Nápoles.
Aurelio De Laurentiis, presidente del Nápoles.
sscnapoli
Aurelio De Laurentiis, presidente del Nápoles.

Aurelio de Laurentiis, presidente del Nápoles, es una figura respetada dentro del calcio italiano, pero no por ello exenta de polémica; más bien amigo de ella. Por eso no se cortó en criticar este martes al técnico español Luis Enrique, preguntado por el 'casting' de entrenadores que tuvo que realizar el club el pasado verano.

El máximo mandatario del equipo napolitano cargó contra el actual entrenador del PSG por los pobres resultados ofrecidos al frente del club francés desde su llegada, después de que el asturiano rechazase a los italianos: "Llamé a Luis Enrique y menos mal que se fue a Francia, mira los resultados qué está haciendo". 

"Ni siquiera me convenció en las reuniones previas que tuvimos durante tres días", acuñó De Laurentiis, desvelando cómo se desarrolló la negociación infructuosa con el ex seleccionador nacional español para que regresase a la Serie A, competición en la que ya cuenta con experiencia previa después de haber dirigido a la Roma. 

El directivo italiano se vio obligado a buscar sustituto a Luciano Spalletti al frente del banquillo del Nápoles después de que el preparador italiano decidiese coger un año sabático, aunque pocos meses después su ex entrenador aceptase la oferta para dirigir a la selección italiana. Ambos premios bien merecidos, porque se marchó haciendo historia con el tercer 'Scudetto' para el club, el primero desde la época de Maradona.

Por eso llamó De Laurentiis a Luis Enrique en verano, sabedor de las capacidades del gijonés como técnico, aunque su dubitativo inicio de campaña en Francia ahora no le convenza. Con el PSG, el español acumula tres empates y una derrota en ocho partidos en la Ligue 1 para ser tercero, y en Champions el descalabro ante el Newcastle (4-1) ha hecho saltar las primeras alarmas.

No son momentos fáciles para Luis Enrique, ni dentro ni fuera del terreno de juego después del encontronazo con el ex jugador blaugrana Ludovic Giuly, ahora periodista, y por ello De Laurentiis cree haber salido ganando con la opción escogida finalmente para el banquillo del Nápoles, el francés Rudi García, que venía de entrenar a Cristiano Ronaldo en Arabia Saudí.

Antes de decidirse, eso sí, admitió que tuvo contactos con varios entrenadores además de Luis Enrique y Rudi García: "Hablé con varios entrenadores. Llamé también a Thiago Motta (Bolonia), pero no quiso arriesgarse a ocupar el puesto de un entrenador que había hecho lo que hizo, ganar el 'Scudetto')".

Aun así, el arranque del Nápoles en la Serie A tampoco ha sido espectacular. De hecho, empeoran por poco en el cómputo global los resultados del PSG entre liga y Champions y dos derrotas consecutivas en el Diego Armando Maradona. Por eso precisamente surgió la cuestión sobre el entrenador, a la que De Laurentiis contestó sin miramientos: 

"Con Rudi estoy viviendo un mal momento. Soy un empresario, tengo el deber de interesarme por mi empresa. El entrenador y el director deportivo están a mi servicio. Tomaré las decisiones adecuadas cuando llegue el momento", advirtió el presidente del Nápoles, aunque le restó importancia dada la inexperiencia del preparador galo en el calcio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento