La gran batalla de todos los tiempos: Djokovic contra Nadal para ser el más grande

Djokovic vs Nadal.
Djokovic vs Nadal.
Djokovic vs Nadal.

Novak Djokovic no tiene rival ahora mismo en el tenis mundial. El serbio se impuso este domingo en la final de Open de Australia al griego Stéfanos Tsitsipas para levantar su décimo título en el Grand Slam oceánico, el primero del año, y sumar su ‘grande’ número 22. Iguala así a Rafa Nadal en una de las batallas más bellas y épicas de la historia del deporte y que todavía promete sumar varios capítulos más.

La superioridad de Nole durante todo el torneo ha sido casi insultante. Pese a sufrir al inicio del torneo unos problemas físicos que apuntaban a que no estaba al 100%, el balcánico solo ha cedido una manga, en la segunda ronda ante Enzo Couacau. El resto del torneo ha sido un paseo militar, con una solvencia casi insultante ante Alex De Miñaur en octavos, Andrey Rublev en cuartos (el ruso acabó desolado en el vestuario de la impotencia que vivió) y Tommy Paul en semifinales.

La final no fue tan rotunda, pero lo cierto es que Tsitsipas jamás pareció tener opciones reales. Tras un primer set en el que Djokovic mostró la misma contundencia que en rondas anteriores (6-3), en la siguiente manga el griego aguantó de manera titánica gracias a su servicio.

Pero en el momento decisivo, la experiencia y saber estar de Nole resultó determinante. Dominó el tie-break en todo momento y los errores aparecieron en el juego de Tsitsipas en el peor momento.

Eso sí, el partido se había equilibrado, y la mejor prueba es que el tenista heleno rompió el servicio de su rival nada más comenzar el tercer parcial. Parecía que había final, pero no tardó Djokovic en igualar de nuevo. Tsitsipas le mantuvo la cara al choque, y de nuevo fue el tie-break el que decidió.

Otra vez las bolas más calientes cayeron del lado del balcánico, que se puso 6-3 para cerrar el título. Tsitsipas salvó la primera bola de partido, y también la segunda, pero no perdonó Nole con su servicio, el décimo Open de Australia era suyo.

La batalla para ser el tenista masculino más grande de la historia parece que la decidirá el que acabe con más Grand Slams. Roger Federer se ha descabalgado ya de la pugna tras su retirada el pasado mes de septiembre, haciéndolo con la alucinante cifra de 20 ‘grandes’ en su haber. Insuficientes ante los 22 que llevaba ya Rafa Nadal, que sumó en 2022 otros dos más: el Open de Australia y Roland Garros.

Sin embargo, las lesiones no están dejando al español mostrar su mejor versión en los últimos meses. Ya le impidió rendir al máximo nivel en el pasado US Open, en el que cayó ante Frances Tiafoe, y lo mismo le ha pasado ahora en Australia.

Y Djokovic está en modo deprededor. Ni sus problemas físicos le han impedido exhibir una superioridad tan evidente que le convierte, ahora mismo, en el gran candidato para acabar su carrera como el mejor.

Pero a Nadal que nadie le dé por acabado. Con 36 años y un desgaste físico más que evidente, a Rafa le toca reinventarse una vez más. Su objetivo es claro: Roland Garros. Es el torneo al que se aferra para volver a superar a Djokovic. Su titánica lucha vivirá un episodio legendario más el próximo mayo. Mientras, Nole le ha igualado y es ya el número 1 del mundo, arrebatándoselo a Carlos Alcaraz con su triunfo de ayer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento