Los ciclistas del Jumbo piden perdón tras celebrar la victoria después de la caída masiva de la Vuelta a Burgos

Edoardo Affini y Timo Roosen celebran la victoria.
Edoardo Affini y Timo Roosen celebran la victoria.
EFE

La caída masiva que tuvo lugar en la segunda etapa de la Vuelta a Burgos, justo antes de la meta de Villafiego por culpa de un badén, todavía está trayendo cola, sobre todo a raíz de la celebración de los tres ciclistas del Jumbo que se libraron de la montonera y consiguieron una cómoda victoria para su equipo.

Timo Roosen, Edoardo Affini y Chris Harper atravesaron la línea de meta en solitario, con los brazos en alto y celebrando la victoria mientras el resto de corredores estaban unos metros atrás por los suelos o atascados en la montonera. Un gesto muy criticado y por el que ahora han pedido perdón.

"Antes de que escribáis tonterías por aquí, quiero aclarar las cosas. Estaba haciendo un esfuerzo completo en el tramo final. Vi que un compañero me adelantó a 200 metros de meta y lo he celebrado, sí. No tenía ni idea de la gran carnicería que se había producido detrás de nosotros", comentó Edoardo Affini. "Lo siento mucho y lo siento por todos los que se vieron afectados, espero que nadie haya sufrido lesiones graves".

Sin embargo las palabras de Affini no se quedaron ahí y aprovechó para pedir más seguridad en carrera y lanzó un dardo a la UCI. "Querida UCI, después de todo lo que ha sucedido ya, permitir un final con un badén tan alto en los últimos 800 metros cuando vienes de una zona en la que vas a gran velocidad es una desgracia. Es inaceptable", comentó.

Precisamente el ciclista más perjudicado en la montonera fue su compañero de Jumbo David Dekker. "Estoy bien teniendo en cuenta lo que ha sucedido. Parece que no hay nada roto excepto mi moral, pero tengo muchas heridas. No vi el badén que tenía delante y con la alta velocidad que llevaba en esa zona de bajada perdí completamente el control. Sinceramente espero que todos los que se han visto afectados estén bien y que se recuperen pronto. Gracias por todos vuestros mensajes", publicó en redes sociales.

Además Dekker rompió una lanza en favor de sus compañeros y pidió que cesasen las críticas hacia ellos. "Veo a gente que se queja de la celebración de mis compañeros Timo (¡ya era hora de que ganase una carrera!) y Edoardo. Ellos no sabían lo que había pasado y con esta velocidad y tan cerca de la meta era imposible saberlo. No me quejo, así que nadie más debería hacerlo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento