Álvaro Morata, más cerca de cumplir otro sueño: las tres condiciones que espera para fichar por el Barça

Álvaro Morata, durante un partido de la Juventus
Álvaro Morata, durante un partido de la Juventus
AFP7 vía Europa Press

El Barcelona está siendo uno de los equipos que más está meneando los últimos días del mercado de fichajes de invierno. Aunque el principal objetivo es hacer salir a futbolistas con los que no cuenta, empezando por Ousmane Dembéle, no pierden de vista la posibilidad de hacerse con jugadores, como ya han demostrado con los casos de Dani Alves y Ferran Torres.

El último nombre en salir a la palestra es el de un viejo conocido de LaLiga y de otros dos grandes: Álvaro Morata. El exdelantero del Real Madrid y del Atlético, que aún tiene su propiedad, se encuentra en la capital española aprovechando el parón de selecciones (aunque no juega ninguna de la UEFA) para intentar cerrar su incorporación al Barcelona. De hecho, se ha reunido este mismo miércoles con su agente, Juanma López, en un hotel para tratar el asunto.

Para que se produzca un fichaje que le haría seguir los pasos de Bernd Schuster y Miquel Soler, los únicos futbolistas que han defendido las camisetas de Madrid, Atlético y Barça, necesita que se cumplan tres condiciones.

Condición 1: que la Juventus fiche a Vlahovic

Aunque Morata es importante para la plantilla juventina, Massimiliano Allegri está dispuesto a dejarle ir... siempre que tenga un sustituto. El elegido para ocupar el puesto del español es Dusan Vlahovic, de la Fiorentina. La operación está muy avanzada, e incluso la Fiore ya está trabajando para encontrarle un reemplazo.

En cuanto el equipo viola consiga hacerse con los servicios de Arthur Cabral, del Basilea, se producirá el efecto dominó: Vlahovic fichará por la Juventus y Morata ya tendrá vía libre para irse.

Condición 2: que el Atlético de Madrid acepte

Más allá de lo que pase con la Juventus, Morata es propiedad del Atlético de Madrid y son ellos los que tienen que decidir si aceptan la eventual oferta o no del Barcelona. No es un asunto menor: pueden verse en la situación de reforzar a un rival teóricamente directo.

Al propio conjunto culé ya se le criticó con dureza por dejar salir a Luis Suárez en verano de 2020 en dirección al conjunto colchonero... y esa misma temporada acabó siendo clave con sus goles para la consecución del título liguero.

Según ha adelantado COPE, el Atlético no lo pondrá fácil: sólo aceptan una venta y el futbolista ha dejado Madrid con la sensación de que se complica mucho. El Barcelona no puede asumir un fichaje del coste que supondría.

Condición 3: que el Barcelona libere masa salarial

El aterrizaje de Morata en Barcelona depende sobre todo de que el Barcelona pueda pagarle, que no es poco. El conjunto blaugrana está trabajando en salidas, fundamentalmente la de un Dembélé que tiene una de las fichas más altas de la plantilla y aporta muy poco. El problema de la masa salarial que ya le costó la marcha de Messi está aún muy presente.

Estos días se está trabajando en paralelo en ambas operaciones: el francés quiere seguir, pero no acepta la oferta de renovación a la baja que le ha puesto el Barcelona sobre la mesa. El club, por su parte, prefiere que se vaya ahora y pueda ingresar algo (tiene ofertas para ello), antes de tener que pagarle hasta junio y que se vaya gratis. Si logran hacer salir a Dembélé, el fichaje de Morata estará muchísimo más cerca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento