El drama de Nadal y su lesión de por vida hace saltar las alarmas: "No tiene solución, no voy a engañaros"

Nadal, en el Open de Australia
Nadal, en el Open de Australia
EFE

Rafa Nadal venció en segunda ronda del Open de Australia con soltura y buen juego, pero dejó unas palabras preocupantes al término del encuentro que hacen saltar las alarmas sobre el tiempo de carrera que le queda a uno de los tenistas más grandes de la historia.

"Con el escafoides partido por la mitad es difícil que la lesión esté olvidada", confesó el balear, que reaparecía en un Grand Slam tras una serie de problemas físicos que le mantuvieron alejado de las pistas en 2021.

Ahora revela su drama y, pese a que asegura que los tratamientos le permiten competir a buen nivel, no sabe cuánto podrá aguantar:

"Esto es una verdad como un templo y no va a estar olvidad por el resto de mi vida. Lo demás es engañaros a vosotros y engañarme a mí. Tengo un problema que no tiene solución ahí debajo. Otra cosa es que me pueda dejar competir con más o menos garantías y eso es lo que estamos intentando", explicó.

El ganador de 20 grandes y exnúmero uno del mundo acepta su situación y es moderadamente optimista, pero sabe que el problema del escafoides será clave para tomar una futura decisión sobre su retirada.

"Con lo que tengo ahí abajo no espero que las condiciones para el resto de mi carrera vayan a ser perfectas pero sí que confío en que de manera continuada me dejé desarrollar mi actividad profesional. Eso es lo que firmaría yo para encarar el futuro con un poquito de positivismo. Lo que no voy a hacer es jugar sin tener opciones absolutamente de nada o para que sea un sufrimiento extremo", prosiguió.

"El sufrimiento con opciones vale la pena"

Pese a los problemas, Nadal tiene claro que está dispuesto a sufrir siempre y cuando haya opciones de optar a ganar:

"Sufrimiento con opciones siempre va a valer la pea. Si el sufrimiento es sin opciones para conseguir los objetivos, pues pierde el sentido. Juego porque me hace feliz y porque me motivan los retos. Si llega un momento que el dolor supera todo lo demás y te quita la ilusión de lograr los objetivos, es el momento de pensar en otras cosas", reveló, sobre una futura retirada quizá no tan lejana.

Sin embargo, en sus palabras finales tranquilizó a los aficionados. Y es que su regreso a Australia se ha saldado de momento con partidos triunfantes en los que Nadal mostró su mejor versión:

"Ahora mismo no estoy en esa línea porque he vuelto con muchísima ilusión después de muchos meses sin poder hacer lo que hacía y confío en que así siga. Tengo que estar preparado para aceptar lo que pueda ir viniendo en esta vida. No soy muy de pensar en negativo, soy una persona positiva en general e intento ver las cosas pensando que van a ir a mejor", sentenció.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento