España roza la épica en la Copa Davis, con bajas importantes y mucho corazón

Granollers y Feliciano López, durante el partido contra Rusia.
Granollers y Feliciano López, durante el partido contra Rusia.
EFE

La selección española de tenis se quedó a las puertas de la clasificación para la fase final de la Copa Davis en una tarde en que lucharon contra la gran favorita a hacerse con la ensaladera, Rusia. Los de Sergi Bruguera, alentados por un Madrid Arena convertido en una bombonera, asfixiaron a los mejores del mundo en una tarde en la que rozaron la clasificación con la yema de los dedos.

Pese a la eliminación, la tarde contó con un nombre propio, Feliciano López, que se echó la selección a la espalda para demostrar que a sus 40 años sigue teniendo tenis de sobra para hacer soñar a un país entero. También fue titánico el esfuerzo de Pablo Carreño, que puso contra las cuerdas a Daniil Medvedev, y Marcell Granollers, el gran líder del dobles español durante toda la eliminatoria.

Un solo set dejó fuera al quinteto de Bruguera, que en solo una semana se han conseguido sobreponerse a las bajas de última hora de Carlos Alcaraz y Roberto Bautista. España tampoco pudo contar con su gran estrella, Rafa Nadal, que lleva lesionado desde el Masters 1000 de Toronto. Pese a los constantes óbices, la selección, y miles de almas desde la grada, dieron la cara hasta el último punto del último set de la fase de grupos.

Feliciano López adelanta a España en un partido de infarto

La selección española asumía la tarde de domingo como una final, pues se las veía con una selección repleta de estrellas liderada por Medvedev (número 2 del mundo) y Rublev (5° del ranking mundial). El primer careo enfrentó a los dos segundos de cada selección, Feliciano López por la española y Andrey Rublev, quinto del ranking mundial, por la federación rusa. El representante español no arrancó preciso con sus mejores armas, el servicio y la volea, y pronto -en tan solo 27 minutos- cedió el primer set ante un rival que demostró su currículum venciendo con comodidad por 2-6.

En el segundo set arrancó algo mejor l a leyenda viva del tenis español, que a sus 40 años cerraba sus saques con mucha más contundencia que en la primera manga. Pese a que las respuestas del ruso seguían siendo incontestables en sus servicios, la presión de una grada volcada con el español le hizo dudar en sexto juego del partido, en el que Feliciano logró un break que hasta el momento parecía imposible para poner el 4-2 en el marcador. Rublev contó con hasta tres opciones para devolver la rotura, pero Feliciano, que todavía no encontraba su mejor versión al saque pero si en la volea, anotó el 5-2 y comenzó a dirigir, como si de una orquesta se tratara, el bullicio de la grada a su antojo. El ruso cumplió para poner el 5-3, pero nada pudo hacer para que el español sellará el set.

El decisivo comenzó entre las olas del público, que comenzaban a ahogar a una de las mejores raquetas del circuito. El ruso abrió el marcador con su saque, pero las constantes quejas hacían visible su frustración. En terreno neutral la historia habría sido muy diferente, pero cada vez que el español levantaba el puño la pesadilla del ruso crecía, y así llegó el primer break del tercer set en el 2-1. Desde el break ninguno de los dos fue capaz de toser al rival desde el resto, hasta que Feliciano López aprovechó su turno de saque con 5-4 para cerrar el partido delirante en un 'Mar de Plata' a la española. Ahora es el turno de Pablo Carreño ante Daniel Medvedev.

Medvedev se impone con solvencia a Carreño

El número dos del mundo enfrió la marea roja del Madrid Arena, logrando el primer punto para la Federación Rusa en un partido que acabó con un marcador demasiado corto para Carreño. En el primer set, el ruso no dio tregua, salió lanzado a por un partido crucial para las aspiraciones de su selección y en menos de media hora colocó un contundente 6-2 en el marcador que dejó helada a la grada.

Después de una primera manga en la que Medvedev no mostró ningún punto débil, llegó la reacción del asturiano, que ya sabe lo que es vencer a Daniil este año en los Juegos Olímpicos de Tokio. Carreño parecía un jugador distinto al de la primera manga, consiguió adelantarse 3-0 arañando punto a punto en peloteos eternos en los que la bola rozaba las líneas en cada bote. El ruso ni mucho menos se desmoralizó, pese a que Carreño se veía superior aumentando el spin de sus liftados y presionando desde dentro de la pista, y poco a poco fue conteniendo al español para remontar y ponerse a un punto de partido restando con 5-3. Pablo remó hasta el 5-4, y entonces el público volvió a entrar en la cancha para empujarle hacia el milagro, rompió el saque del ruso al límite para el (5-5), se adelantó con facilidad en el suyo (5-6) y Medvedev preparó el escenario para el Tie-Break.

En el Tie break Medveded volvió a convertirse en el muro del primer set y castigó al español, superado físicamente, con un contundente 7-3. Con esta derrota, el dobles se convierte en una final anticipada para rusos y españoles, que pelearán por la primera plaza del grupo. España necesita ganar para poder meterse en los cuartos de final.

Granollers y Feliciano caen en el dobles contra Karatsev y Rublev

La derrota de Pablo Carreño ante el número dos del mundo dibujó un escenario dramático para la Armada, que comenzó soñando en grande con la épica remontada de Feliciano López ante Andrey Rublev, en una atmósfera de máxima presión fabricada por la grada del Madrid Arena.

El dobles se presentaba como una final anticipada para dos selecciones que se jugaban el futuro en la competición, pero con mucho más riesgo para los anfitriones, que al no sumar ningún set en el segundo dobles estaban obligados a vencer el último enfrentamiento de la noche. El choque entre López- Granollers y Rublev-Karatsev comenzó con dos selecciones muy serias al servicio, la igualada era máxima hasta que, en un estallido de la grada local, la dupla española castigó al resto para poner el 5-4 y sellar el set con un juego en blanco.

Pese al mal hacer de los rusos en la primer manga, en especial de un apagado Karatsev -gran revelación del tenis ruso estas dos últimas temporadas-, el segundo capítulo comenzó de nuevo con altas dosis de drama para los defensores del título, pues la pareja rusa se colocó con facilidad tres juegos por encima, una distancia insalvable que alargó la agonía hasta el tercer set.

El guión para el desenlace de la fase de grupos contó con pocos giros, pues arrancó con la misma igualdad que en el primer set. Ninguna de las dos parejas cedía su servicio, pero la sensación en pista era de dominio ruso. En este la rotura llegó de nuevo en el décimo juego, pero esta vez hacia el lado ruso que negó la clasificación a España cerrando el choque con un 6-4 final.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento