Así vivió la delegación española la inauguración de los Juegos de Tokio desde dentro

La delegación española desfila en los Juegos Olímpicos
La delegación española desfila en los Juegos Olímpicos
EFE

Los Juegos Olímpicos ya han dado su pistoletazo de salida de manera oficial con la ceremonia de inauguración celebrada este viernes en el Estadio Olímpico de Tokio. La gran diferencia con respecto a otros años ha sido la ausencia de público. En un recinto con capacidad para 68.000 espectadores, apenas un millar de asientos fueron ocupados.

Sin embargo, eso no ha restado ni un ápice de alegría e ilusión a los deportistas españoles que desfilaron representando a sus países. Prueba de ello, más allá de las caras de felicidad que las mascarillas no podían esconder, el buen ambiente que se vivió en los momentos previos a la inauguración. 

Desde el túnel que da acceso al Estadio Olímpico, el integrante de la selección de baloncesto, Alex Abrines, se encargó de grabar todo lo que ocurría antes de saltar al centro del estadio. Desde antes de que se recogiese la bandera, los jugadores de la selección iban caldeando el ambiente con el clásico '¡Camarero!'.  

El escolta de la Roja también inmortalizó uno de los grandes momentos: la entrega de la bandera a sus portadores, Mireia Belmonte y Saúl Craviotto. Estos instantes también reflejaron la emoción en toda la delegación que no dudó en vitorear cuando los abanderados recibieron la rojigualda. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento