Los hinchas ingleses la lían en la final de la Eurocopa: lanzamiento de botellas, plazas arrasadas y avalanchas en Wembley

Hinchas ingleses en Londres antes de la final de la Eurocopa
Hinchas ingleses en Londres antes de la final de la Eurocopa
EFE
Desfase y disturbios en las celebraciones de los hooligans en la final de la Eurocopa Inglaterra-Italia
Wochit

Las ganas que tenían los ingleses por ganar el segundo gran torneo de su historia futbolística (y que seguirán acumulando, al menos, hasta Catar 2022) hizo que los más exaltados ni siquiera esperaran a que el partido arrancara para darlo todo.

Prueba de ello es el estado en el que quedó Leicester Square, considerada la 'fan zone' no oficial de los aficionados ingleses para esta final. Los vídeos que empezaron a circular en las redes sociales dejan poco lugar a las dudas: mucho alcohol, mucho jolgorio, ni media medida de precaución ante el coronavirus y todo lleno de suciedad, botellas y vasos vacíos.

La policía tuvo que ponerse seria con muchos de ellos, sobre todo con aquellos que mostraban que se habían pasado con el alcohol, o bien los que directamente sólo querían liarla. Lo más peligroso fue que muchos de ellos se dedicaron a lanzar botellas de vidrio, lo que provocó momentos de tensión y miedo entre algunos de los hinchas pacíficos. No se ha dado parte de heridos.

Apenas una hora y media antes del partido, se detectó que numerosos ingleses consiguieron romper el cordón de seguridad y colarse en el recinto. La impotencia de la seguridad de UEFA quedó patente, ya que apenas pudieron contener a unos pocos.

Con los equipos calentando, mientras los aficionados que tenían entradas se quejaban, hubo conato de incidentes en la propia grada de Wembley, mientras la seguridad intentaba arreglar el desaguisado.

Aunque entre los más calmados se mezclaron los hooligans más violentos, lo que quedó claro es que estos incidentes pueden ser los prolegómenos de una noche larga y complicada para las autoridades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento