Leo Messi y Sergio Ramos: ¿ante su último partidos con Barça y Real Madrid?

  • Los dos capitanes y emblemas de sus respectivos equipos acaban contrato el 30 de junio. 
  • Messi no tiene claro el proyecto deportivo; Ramos no llega a un acuerdo económico. 
  • El sábado, ante Eibar y Villarreal respectivamente, podrían despedirse de sus actuales clubes. 
Messi y Ramos, durante un partido entre Barcelona y Real Madrid
Messi y Ramos, durante un partido entre Barcelona y Real Madrid
AFP7 vía Europa Press

En tres días, la temporada acabará para FC Barcelona y Real Madrid. De hecho, los azulgranas ya no se juegan nada más que conservar la tercera posición en la Liga. Y, pese a ello, ninguno de sus dos capitanes ha firmado la renovación, lo que ha desatado los rumores sobre una posible salida en este mercado estival tanto de Leo Messi como de Sergio Ramos. Y curiosamente, ambos con un club muy interesado en sus servicios: el Paris Saint-Germain. 

Messi exige un proyecto ganador

La decisión que va a marcar en mayor medida la próxima temporada del Barcelona no es la que tiene que tomar Joan Laporta sobre la continuidad de Ronald Koeman y la llegada o no de Xavi Hernández u otro entrenador. Lo más importante es, sin duda, lo que Leo Messi quiera hacer con su futuro.

Su descomunal esfuerzo en el campo ha sido, un año más, insuficiente. 23 goles y 8 asistencias en 21 partidos de Liga en este 2021 demuestran que Messi sigue siendo el futbolista del determinante del mundo. Sin embargo, de nuevo no le han acompañado sus compañeros y una Copa del Rey se antoja como un botín escasísimo para las ambiciones de Leo. Lo que quiere es la Champions.

Así, el proyecto que le presente Laporta es la clave de la decisión de Messi. Tras intentar marcharse el pasado verano, burofax mediante, la llegada a la presidencia de Jan, al que considera un amigo, ha hecho que le dé prioridad al Barça a la hora de decidir su futuro. Pero no va a ser a cualquier precio, y por eso el ‘10’ aún no ha tomado una decisión.

Leo está dispuesto a bajarse su estratosférico salario, a encontrar alguna fórmula como seguir vinculado al club azulgrana más adelante y compensar así el dinero al que renuncia. No será un problema económico lo que impida que se quede. La clave está en qué plan deportivo va a tener un Barça en plena reconstrucción y sin dinero para hacer grandes fichajes. Nombres como el Kun Agüero o Depay no parecen suficiente motivación para Leo. Cuando acabe la temporada, no tardará en anunciar su decisión, con el PSG a la espera. ¿Será este sábado ante el Eibar su último partido con la elástica blaugrana?

Sergio Ramos y las discrepancias económicas

El ‘caso Ramos’ es digno de estudio. El Real Madrid quiere que su capitán se quede, y el camero desea quedarse. Pero pese a ello, Sergio Ramos tiene un pie y medio fuera del club blanco y en cuanto acabe la Liga es más que posible que anuncie su marcha, quizás rumbo a París.

Ninguna de las dos partes ha dado su brazo a torcer en una negociación que se ha enquistado por las pretensiones del jugador (mantener su salario y un contrato de tres años) y la oferta del club, que le pide al jugador un esfuerzo económico (una reducción del 10% en su sueldo) y un contrato corto (una temporada y, como mucho, otra más opcional dependiendo de varios factores).

El paso de las semanas no ha hecho más que alejar las posturas. Que Ramos decidiera jugar con la selección tras su lesión cuando no parecía estar del todo recuperado no sentó bien en el club. También forzó el sevillano para jugar ante el Chelsea, y su mal partido y posterior lesión evidenció que estaba muy lejos de encontrarse al 100%.

Mientras que Ramos solo ha disputado cinco partidos con el Real Madrid en este 2021, el rendimiento de sus sustitutos ha dejado claro que el capitán blanco no es insustituible. Primero fue Nacho el que asombró con sus grandísimas actuaciones. Y cuando Raphael Varane se lesionó, Eder Militao tomó la alternativa y se ha revelado como un central impresionante.

Con David Alaba –que puede actuar de central (así lo ha hecho últimamente en el Bayern), de lateral izquierdo y de mediocentro– firmado ya por el Real Madrid (solo falta que se haga oficial), la posición de Sergio Ramos es más que complicada. En su mano está: o baja sus pretensiones, o ante el Villarreal será, si Zidane así lo estima (ha entrenado bien esta semana), su último partido con la camiseta blanca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento