Piqué enreda en la polémica arbitral del Real Madrid - Sevilla: "Hablando se entiende la gente"

Zidane, Kroos y Martínez Munuera, tras el Real Madrid - Sevilla
Zidane, Kroos y Martínez Munuera, tras el Real Madrid - Sevilla
EFE

Una de las imágenes que dejó el epílogo del Real Madrid - Sevilla fue la de Zinedine Zidane y Toni Kroos pidiendo explicaciones a Martínez Munuera por ese penalti de Militao que les puso muy cuesta arriba el partido.

Aunque al futbolista le apartaron (bajo riesgo de sanción), el entrenador y el colegiado departieron unos instantes. Zidane explicó después en la rueda de prensa que los argumentos que le dio el árbitro no le convencieron en absoluto, y en parte se debe a que la norma ha cambiado con respecto a la temporada pasada: de la voluntariedad se ha pasado a la antinaturalidad de la acción.

La escena, más allá del contenido, en lo formal era muy potente. Muchos vieron esa imagen como un ejemplo de presión hacia los árbitros, si bien Zidane no es el primer entrenador que va a pedir explicaciones tras un partido. Es habitual que los entrenadores, especialmente si se han visto perjudicados en una acción, vayan a preguntar.

Esta escena se produce en un momento crítico de la temporada. A falta de tres jornadas, cuatro equipos optan al título, con el Barcelona entre ellos. Y aquí entra en juego el factor psicológico: en ese sentido, Gerard Piqué es el Balón de Oro. Pocos mejor que el central culé saben lo que es manejar los hilos mediáticos y sociales para someter a sus designios la función arbitral o crear, como poco, una corriente de opinión favorable. 

Por eso, no sin cierta ironía, envió un mensaje en twitter a respuesta de esa escena entre Zidane, Kroos y el árbitro: "Hablando se entiende la gente".

Barcelona y Real Madrid afrontan las tres últimas jornadas de Liga empatados a 75 puntos, a dos del Atlético.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento