Mick Schumacher, hijo del 'kaiser', correrá para Haas en la temporada 2021 de Fórmula 1

  • El hijo del heptacampeón da el salto a la máxima categoría en el equipo estadounidense, junto a Nikita Mazepin.
  • Este fin de semana en Bahréin buscará el título de la F2.
Lewis Hamilton y Mick Schumacher, en el GP de Eifel
Lewis Hamilton y Mick Schumacher
LAT Images / Mercedes AMG F1

El apellido Schumacher estará, por tercera vez en la historia, en la parrilla de la Fórmula 1. Mick Schumacher, hijo del legendario heptacampeón del mundo, ha sido confirmado como nuevo piloto del equipo Haas para 2021. Sigue la estela de su padre Michael y de su tío (mucho menos exitoso) Ralf, con la vitola de gran promesa y la certeza de que es un golpe mediático tremebundo.

A sus 21 años, Mick está a las puertas de ganar el campeonato de F2, que lidera. Sus rivales serán Callum Illot y Nikita Mazepin, que será su compañero en Haas el próximo año. Ambos llegan con la oportunidad de demostrar que son diamantes a pulir en un equipo bajo la órbita de Ferrari, que es en realidad el gran sueño del 'príncipe' Schumacher.

Schumacher lleva rodeado de coches toda su vida, como es lógico viniendo de donde viene, pero su apellido le ha abierto tantas puertas como envidias. Comenzó a competir en karts con el apellido de soltera de su madre, Betsch, para evitar la presión que había sobre él. Tras el accidente que postró a su padre en una cama, se tomó mucho más en serio el proyecto de emularle y abrazó con orgullo la alcurnia de su familia: desde 2015, ya la F4 alemana, era Mick Schumacher. 

De ahí pasó a la F3 europea, donde ganó el título en 2018 con una segunda vuelta memorable, antes de dar el salto a la F2. Por el camino, y tras una breve estancia en la órbita de Mercedes, la Ferrari Drivers Academy le fichó con el firme proyecto de subirle a la Fórmula 1 más pronto que tarde.

Su buen hacer en la F2 en el potente equipo Prema (ahí ganó Charles Leclerc, por ejemplo) le abrieron las puertas para probar con Alfa Romeo en los libres del GP de Eifel, pero la tremenda lluvia le impidió rodar. En ese mismo circuito, dejó una imagen memorable: le regaló un casco de su padre a Lewis Hamilton cuando este le alcanzó en el récord de victorias. Todo apuntaba a que podía pilotar para ellos en 2021, pero la renovación del sempiterno Kimi Raikkonen y del dubitativo Antonio Giovinazzi le cerraron las puertas.

La crítica situación de Haas derivó en el despido de sus dos pilotos para 2021, Romain Grosjean y Kevin Magnussen, por lo que el equipo ha apostado por dos talentos jóvenes y que pueden aportar económicamente: el padre de Mazepin es un multimillonario ruso dedicado a la industria química y el apellido Schumacher sigue atrayendo a posibles patrocinadores e inversores allá donde va.

"Siempre creí que este sueño se haría realidad! Correr para el equipo Haas F1 Team el año que viene es una sensación increíble y no podría estar más feliz. ¡Gracias a todos los que me apoyaron durante todo el camino!", ha expresado Schumacher. Queda ver si será capaz de cumplir con las expectativas, que en su caso son todas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento