Los datos del accidente de Grosjean en Bahréin: a 221 km/h, 56 G de fuerza, quemaduras leves y ningún hueso roto

Accidente de Grosjean en Bahréin
Accidente de Grosjean en Bahréin
EFE
Romain Grosjean sufrió un brutal accidente en las primeras vueltas del GP de Bahréin, en el que su coche salió ardiendo y acabó empotrado en el guardarraíl.

Romain Grosjean puede dar gracias a los sistemas de seguridad que hay en la Fórmula 1 actual, porque ha salido prácticamente indemne de un violento accidente que, en otras épocas, habría sido fatal.

El veterano piloto francés fue evacuado al Hospital de las Fuerzas de Defensa de Bahrein, donde le realizaron pruebas médicas y radiografías para descartar lesiones serias y, por suerte para él, no tiene ningún hueso roto. Así lo ha asegurado la FIA en un comunicado, en el que confirma que el piloto se quedará en observación durante la noche para descartar complicaciones.

Jean Todt, presidente de la FIA, ha ido a visitarle para interesarse por su estado. En la imagen, compartida por Motorsport Week, se ve cómo Grosjean tiene vendadas las manos y el pie izquierdo (perdió la bota), ambos por las quemaduras que se produjo mientras estaba intentando salir de su Haas ardiendo.

La FIA va a comenzar un análisis exhaustivo de lo que ha ocurrido, pero ya hay algunos datos. Según Haas, Grosjean perdió el control de su monoplaza al tocarse con Daniil Kvyat cuando iba a una velocidad de 221 km/h. La fuerza de la deceleración por el impacto fue de 56 G, o lo que es lo mismo, soportó 56 veces su peso en el choque, equivalente a más de 3 toneladas.

Obviamente el coche ha quedado totalmente inutilizado, pero visto que el estado clínico de Grosjean no es malo, no se descarta que pueda estar presente en la próxima cita del campeonato, que se disputará el siguiente domingo de nuevo en Bahréin, pero en otro trazado del circuito. Gunther Steiner, jefe de Haas, es claro al respecto: "No quiero hablar del plan B. El plan B es tener a Romain si está bien para hacerlo".

Mensaje de Grosjean desde el hospital

Desde el hospital, el propio Grosjean ha mandado un mensaje de tranquilidad. "Hola a todos, sólo quiero decir que estoy OK... Buenos, más o menos. Gracias a todos por los mensajes. Yo no estaba muy a favor del halo hace unos años, pero de no ser por él no podría hablar con vosotros ahora, es un gran avance en la seguridad en la Fórmula 1. Gracias al hospital, a los responsables del circuito y a todos los que me han cuidado. Espero poder contestaros en breve y contaros cómo va".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento