El extraño caso de Hazard: apenas se lesionaba con el Chelsea pero vive un calvario en el Real Madrid

Hazard se lesionó en el partido ante el PSG
Hazard se lesionó en el partido ante el PSG.
EFE

Eden Hazard fue el fichaje estrella del Real Madrid en el verano de 2019. Tras una temporada decepcionante en el que el equipo blanco añoró la figura de una gran estrella tras la marcha de Cristiano Ronaldo, Florentino Pérez tiró de talonario (100 millones de euros fijos más 40 en variables) para hacerse con el mediapunta belga, que venía de hacer una gran temporada con el Chelsea y que era además petición expresa de Zinedine Zidane.

Hazard estaba llamado a liderar el nuevo proyecto madridista, pero las dudas sobre el belga comenzaron nada más incorporarse al equipo. Lo hizo con unos kilos de más, como el mismo reconoció más adelante, y su estado de forma no era el más adecuado.

No fue, sin embargo, su exceso de peso lo que empezó a condicionar su rendimiento, sino los problemas físicos. Una lesión muscular cuando la temporada estaba a punto de comenzar, a mediados de agosto, le dejó fuera de los terrenos de juego casi un mes. Le costó entrar en el equipo y coger la forma y, cuando se empezaba a ver una mejor versión del diablo rojo, una fisura fina en el pie izquierdo tras una dura entrada de su compatriota Thomas Meunier, en el partido ante el PSG, le dejó fuera de los terrenos de juego más de dos meses.

De nuevo le costó regresar a Hazard, la inactividad le pasó factura, y al poco de volver a los terrenos de juego, ya entrados en febrero, la pandemia paró la competición.

Cuando el fútbol regresó, se vio a un Hazard muy alejado de aquel que había brillado en elChelsea hasta ser reconocido como el mejor jugador de la Premier League. Le costó coger la forma y su tobillo no parecía ser el de antes. En el maratón liguero de once partidos en mes y medio, Hazard se perdió un par de ellos por un golpe. Zidane confío en él para el decisivo duelo ante el Manchester City en la Champions, pero el belga pasó totalmente desapercibido y las críticas se centraron en por qué había sido titular por delante de un Vinícius que había brillado mucho más que el belga en el final de la Liga.

En el arranque de esta temporada, con Hazard se ha tenido un cuidado especial. Su pretemporada volvió a dejar algunas dudas sobre su estado físico, pero lo que más preocupaba era su tobillo. Por ello, no jugó con Bélgica en la Liga de Naciones, Roberto Martínez reconoció que no estaba listo. Y después, Zidane no le convocó ni para el encuentro ante la RealSociedad ni para el del Betis.

Para el choque ante el Valladolid llegó la buena noticia, el belga entró en la lista de Zidane. "Lo que quiere es jugar. Ha tenido un problema gordo que le ha molestado. Lo que queremos, él el primero, es que no se resienta. La temporada es muy larga. Él es un profesional y quiere estar con sus compañeros y ayudar", explicó el técnico galo. Sin embargo, y cuando todo estaba a punto para el estreno de Hazard, llegó un nuevo mazazo, una lesión inesperada. El club informó que sufría "una lesión muscular en su pierna derecha" que le tendrá de baja alrededor de un mes.

Lo más extraño del caso de Hazard es las constantes lesiones que está teniendo de blanco cuando en su carrera apenas había tenido problemas físicos. En el Chelsea, en siete temporadas, el belga se perdió un total de 20 partidos, estando de baja algo más de seis meses sumando todas sus ausencias por lesión. En cambio, en apenas algo más de un año como madridista ya se ha perdido más partidos por lesión (33) y ha estado un total de casi ocho meses de baja.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento