Gareth Bale y Luis Suárez: sin pasta (para los jugadores), no hay salida

  • Ni el galés cuenta para Zidane, ni el uruguayo para Koeman, pero ambos exigen cobrar sus contratos para irse
  • Ni Real Madrid ni Barcelona quieren pagarles su salario (o parte de él) mientras juegan en otros equipos. 
  • El Manchester United está interesado en lograr la cesión de Bale, la Juventus quiere a Luis Suárez gratis. 
Gareth Bale y Luis Suárez entrenándose.
Gareth Bale y Luis Suárez entrenándose.
20minutos

Luis Suárez no cuenta para Ronald Koeman. Gareth Bale tampoco para Zinedine Zidane. Ambos entrenadores se lo han dejado claro, por si había alguna duda, no convocándoles para los respectivos primeros partidos amistosos de pretemporada de FC Barcelona y Real Madrid. Sin embargo, y pese a ello, sus salidas no están nada claras con un denominador común como gran problema: sus altísimas fichas, a las que no están dispuestos a renunciar.

La postura de Suárez es clara: es el Barça el que ha decidido unilateralmente que no cuenta con él y, por ello, considera que debe recibir todo el salario del año de contrato que le queda con la entidad blaugrana. El jugador tiene ofertas interesantes encima de la mesa, con la Juventus como club más interesado en hacerse con sus servicios, pero en el club desean que su desvinculación sea similar a la de Ivan Rakitic, futbolista por el que el Barcelona llegó incluso a ingresar una pequeña cantidad económica.

El atacante uruguayo, mientras se resuelve su futuro, se entrena con intensidad y total normalidad con el Barça sin entender su situación. Para el amistoso del sábado ante el Nàstic de Tarragona no fue convocado pese a ser, junto a Martin Braithwaite, el único nueve del equipo, una forma de Ronaldo Koeman –y también del club– de dejarle claro que no tendrá minutos.

La posibilidad de que el charrúa se pase un año en la grada sin jugar es una opción que está en el aire y la forma en la que el Barça quiere presionar aLuis Suárez para que valore las ofertas que tiene encima de la mesa. En escena no está solo la Juventus, también el Atlético de Madrid ha mostrado interés en el delantero uruguayo, aunque solo sería en el caso de que Álvaro Morata deje de vestir la camiseta rojiblanca.

Luis Suárez puede mirarse en el espejo de Gareth Bale, caso similar pero de más larga duración y que no se acaba de solucionar. El final de la temporada pasada ya dejó claro que Zidane no cuenta más con el galés, mientras que las declaraciones del jugador durante la concentración de su selección confirmaron que el británico tampoco quiere seguir vistiendo de blanco. Y, pese a todo, la solución que todas las partes quieren, la de la marcha de Bale, parece muy lejana ahora mismo.

El británico jugó los dos encuentros de la Liga de Naciones con su combinado nacional –45 minutos ante Finlandia, 90 ante Bulgaria– pero a su regreso a Madrid, y tras los dos días de descanso que recibieron todos los internacionales, a Gareth no se le ha visto ni un solo día en los entrenamientos del conjunto blanco. "Se ejercita en el interior de las instalaciones" es la única información que ha dado el club merengue sobre Gareth Bale, sin especificar el motivo por el que no se entrena con el resto de sus compañeros sobre el césped.

Gareth Bale no ha sido convocado para el partidillo amistoso de este martes (12 horas) ante el Getafe en el Alfredo di Stéfano (tampoco lo ha sido Eden Hazard) en una muestra más de que Zinedine Zidane no cuenta con el galés, pero su salida sigue siendo complicadísima con la ficha del jugador como motivo. 15 millones de euros netos (29 brutos) cobra el británico, cantidad difícil de asumir por mucho que pudiera ir gratis. Su regreso al Tottenham es complicado si el jugador no renuncia a parte del salario, y parecida es la situación con el Manchester United, el otro club de la Premier League que ha mostrado interés en su situación. Los red devils quieren al jugador como cedido, aunque sin pagar la totalidad de su ficha. 

Así, su futuro se ha convertido en un pulso entre las dos partes. O Gareth Bale renuncia a parte de su salario para poder jugar en la liga inglesa o el Real Madrid accede a pagarle una parte de su ficha para al menos no tener que abonársela entera. La tercera vía, la que nadie quiere, es que el jugador pase un año entero en la grada. Y, ahora mismo, no es nada descartable.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento