Descuartizan y se comen a un caballo estrella de las carreras hípicas en Venezuela

El caballo Ocean Bay
El caballo Ocean Bay
YT @CAMPEONES EN LA ARENA

La situación económica en Venezuela está llevando a extremos muy serios. Animales que no tienen como destino su consumo como alimento están siendo robados para paliar el hambre de los más necesitados, y eso ha convertido a los caballos de carreras en un objetivo para los ladrones.

La última víctima ha sido Ocean Bay, un purasangre que se había convertido en una de las grandes estrellas de la hípica criolla. Sus restos aparecieron días después de ser robado de su cuadra en La Alegría. Había sido descuartizado para ser consumido como alimento.

"Estas son las cosas que te quitan el ánimo y las ganas de seguir trabajando por un futuro mejor. Van a secuestrar un animal indefenso para comérselo, donde queda la humanidad en Venezuela, el sentido común y el respeto por lo ajeno. Esta Venezuela no es la que me crié", señala su entrenador, Ramón García Mosquera, en twitter.

Ocean Bay se había convertido en una de las monturas que más atracción que habían logrado en los últimos años. Hijo de otro purasangre de carreras como Golden Spikes, en 2016 se quedó muy cerca de ganar la prestigiosa Triple Corona del turf, cuando se lesionó en la tercera prueba a falta de pocos metros. 

Las lesiones fueron una carga para él, y en 2018 tuvo que ser operado por la rotura de la rodilla trasera derecha, dejándole en el dique seco prácticamente un año. En 2019 había recuperado prácticamente su forma y arrancó muy bien la temporada, aunque finalmente se quedó más lejos de las victorias de lo que hubieran esperado.

La tragedia de Ocean Bay no es la primera que afecta a su yeguada. Su madre, Stellar Babe, corrió la misma suerte y también murió descuartizada para servir de alimento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento