Los futbolistas de Segunda B y Tercera no podrán hacer "vida social" durante los 'playoff' de ascenso

Dani Hernández, jugador del Zamora.
Dani Hernández, capitán del Zamora.
Zamora CF

Los equipos de Segunda B y Tercera División no tendrán que volver a competir esta temporada, excepto si están en condiciones de ascender. La RFEF ha confirmado qué equipos son campeones de cada uno de los grupos, cuatro de Segunda B y 18 de Tercera, y cada uno podrá optar a subir de categoría en un playoff que se disputará por la vía rápida con tres partidos en dos fines de semana que han previsto.

Sin embargo, la RFEF no quiere que este novedoso formato, obligados por la situación, se les vaya de las manos. Así, han establecido un estricto protocolo en el que la seguridad contra el contagio es prioritario.

La Cadena SER ha filtrado el documento que han recibido los clubes, con una serie de medidas que deben cumplirse: reforzar al máximo las medidas de higiene, evitar tocarse los ojos, nariz y boca, cubrirse con un pañuelo al toser o estornudar (no hablan de mascarillas) y mantener en la medida de lo posible las medidas de distanciamiento social.

Es en este último punto donde radica una ligera polémica. El protocolo de la RFEF pide, literalmente, que no se tenga contacto ajeno al familiar o al puramente deportivo. "Durante el tiempo que duren los entrenamientos y la competición posterior, los jugadores no deben hacer vida social y mantenerse en sus domicilios o lugares de concentración cuando terminan los entrenamientos. Evitando reuniones, saludos con la mano a fin de evitar situaciones de posible contagio".

Esta orden de la RFEF, que forma parte de un protocolo que deben firmar los clubes si quieren participar, implica que los futbolistas de los equipos no podrán tener contacto con nadie ajeno al fútbol, pese a que no son profesionales y, como tal, pueden tener cualquier otro tipo de trabajo.

No es raro que en equipos de Segunda B y, sobre todo, de Tercera haya carteros, panaderos, policías, camareros... Cualquier profesión que compaginan con la de su labor en el campo, donde no ganan lo suficiente en la mayoría de los casos para vivir exclusivamente del deporte.

En esta situación, muchos tendrán que elegir entre trabajar o jugar al fútbol o conseguir una exención en sus jornadas laborales si les coinciden los horarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento