La bronca entre Paco Jémez y David Cobeño en el entrenamiento del Rayo acaba en un ataque de ansiedad y llantos

Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano
Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano
EFE

La guerra abierta entre la directiva del Rayo Vallecano y sus jugadores es total. Por segundo día consecutivo, los futbolistas no han acudido a la Ciudad Deportiva para entrenarse en grupo, y mantendrán esta actitud hasta que el presidente Martín Presa acepte retirarles del ERTE.

Dado que el máximo dirigente no aparece ni responde a las llamadas insistentes de la plantilla ni hace ademán de querer solucionar el conflicto, es el director deportivo del club, David Cobeño, quien está ejerciendo de cara visible de la directiva. Esto ha propiciado un serio encontronazo este martes.

El exportero fue al centro de entrenamiento del equipo vallecano para comprobar que el cuerpo técnico que comanda Paco Jémez sí había acudido a su trabajo. Empezaron una charla que se fue calentando por momentos, hasta llegar a una discusión muy fuerte a gritos, todo después de que se destapara la profunda separación que hay entre los dueños del club y los jugadores.

Jémez, que salió a defender la actitud de su plantilla, y Cobeño no llegaron a las manos ni hubo una pelea mayor, pero los gritos entre uno y otro pasaron factura a los nervios del director deportivo, que se acabó derrumbando

La tensión que está soportando estos días es tal que esta bronca le provocó un ataque de ansiedad que le hizo estallar en lágrimas ante todo el cuerpo técnico. Pese a que la relación entre ambos no es buena desde mucho antes de esta situación, el entrenador canario le intentó calmar e incluso se fueron a caminar juntos para hablar más tranquilamente. 

Cobeño está recibiendo por todas partes, ya que ante la inoperancia efectiva de Martín Presa, es él quien está dando la cara en esta crisis institucional. Una posición que, por otro lado, ha elegido él mismo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento