El fútbol vuelve a los entrenamientos en Alemania por grupos separados y con muchas precauciones

Entrenamiento del Schalke 04.
Entrenamiento del Schalke 04.
EFE

El fútbol está paralizado sin fecha de regreso en las principales ligas del mundo. A excepción de países como Bielorrusia, los campos de juego y de entrenamiento están vacíos, a excepción de Alemania que está empezando a abrirlos.

En la Bundesliga han decidido llevar la punta de lanza en una especie de experimento para ver si pueden volver al trabajo. En medio de una pandemia como el coronavirus, contra el que el distanciamiento social es la principal arma, varios clubes han emprendido el regreso a los entrenamientos, con firmes medidas de seguridad.

Cada región alemana decide sus protocolos de actuación, por lo que cada club se debe a las autoridades. Esto ha hecho que haya equipos como el Schalke 04 o el Augsburgo que ya lleven unos días trabajando, y otros como el Bayern de Múnich no lo hayan hecho hasta este mismo lunes.

Lo que tienen en común todos es el esquema de los entrenamientos: turnos de trabajo en grupos reducidos de no más de cinco personas, distancia de al menos 1,5 metros entre ellos y sin contacto físico directo.

Hasta el momento, como en resto de ligas, los clubes alemanes habían mantenido un confinamiento con trabajo teledirigido por videoconferencia por los preparadores físicos, que además han intentado controlar las costumbres, alimentación y evoluciones de los futbolistas que estaban en casa.

La Bundesliga está suspendida, al menos, hasta el 30 de abril, si bien en las progresivas reuniones entre la competición y la Federación se puede ampliar ese plazo en función de la evolución de la pandemia. Alemania ha superado los 100.000 contagiados (cuarto país del mundo con más afectados) y los 1.500 muertos por el COVID-19.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento