La hija del primer médico del SUMMA muerto por coronavirus: "Mi padre no era un héroe, era un ser humano"

Un sanitario del SUMMA totalmente protegido trabaja en Ifema
Un sanitario del SUMMA totalmente protegido trabaja en Ifema
Eduardo Parra - Europa Press
Aplauso conjunto entre trabajadores de SAMUR PC y SUMMA 112 delante de la sede central de SUMMA, en la madrileña calle Antracita, en honor al médico que trabajaba con este servicio y que ha fallecido a causa del coronavirus Covid-19
Europa Press

Luis Antonio Pérez ha sido uno de los sanitarios que ha muerto por proteger a los españoles del contagio de coronavirus. Este veterano médico se convirtió en el primero del Summa 112 en morir como consecuencia de haber contraído la enfermedad y, pese a que él mismo era un paciente de alto riesgo, tuvo que ir a cumplir con su deber.

Su hija Marta le ha seguido los pasos vocacionales. Ella es estudiante de medicina y, además, jugadora de baloncesto en el Barakaldo, equipo de la Liga Femenina 2. Estos días, obviamente, está centrada en su labor para ayudar a los demás, aunque eso no le impide denunciar las negligencias de las autoridades que se han llevado por delante la vida de su padre.

"No sé cuándo se contagió. El sábado 15 marzo trabajó en el HM de Alcalá de Henares y por la noche tenía guardia de 12 horas con el SUMMA. Madrid ya estaba colapsada y le obligaron a bajar a Madrid sin ningún tipo de protección", relató en una entrevista para 'Tiempo de Juego' de COPE.

"Los dos–tres días siguientes fue cuando empezó a tener los síntomas. Se metió en la habitación e hizo su cuarentena. Estuvo una semana muy malito en la cama esperando el test; mi madre se lo hizo y le salió positivo. Se dio de baja para no contagiarnos a nosotros ni a sus pacientes embarazadas. Nosotros hemos tenido los síntomas. Le hicieron el test a los 12 días. Si hubiesen empezado el segundo día con los medicamentos, no estaríamos hablando de esto", denuncia.

"Se dio de baja para no contagiarnos a nosotros ni a sus pacientes embarazadas"

Luis Antonio no era una persona sana, ya desde antes de que estallara la pandemia que ha puesto a la Sanidad española, tanto pública como privada, al límite de su capacidad, superando las peores previsiones en muchas zonas de España y en especial en Madrid.

"Mi padre tenía una alteración congénita en el corazón, obeso y fumador, y tenía más de 60 años. Le mandaron a las trincheras. Ahora a todos los que tienen más de 60 años les están dejando en segunda línea. Un 70% lo vamos a pasar asintomáticos o vamos a estar malos y ya está, pero mi padre estaba dentro del porcentaje que acaba en la UCI", se lamenta, antes de apuntar directamente a los responsables políticos del país.

"Ha habido desorganización por parte de nuestros gobernantes. No estoy de acuerdo con cómo están actuando, echando balones fuera y obligando a que los sanitarios se jueguen la vida por nosotros. Mi padre no era un héroe, era un ser humano, humilde y trabajador, y era padre y amigo, y como él todos los sanitarios de toda España", señala.

Carta de despedida

Horas después de esta entrevista, Marta Pérez ha dedicado una sentida y crítica carta a su padre. En ella, la jugadora de baloncesto apunta directamente a la ineptitud de los políticos, que mandaron a su padre a una guerra que no podía ganar y a riesgo de que se llevara su vida por delante, como finalmente ocurrió.

"Se infectó. Esto no lo supimos hasta 8-9 días más tarde que ingresó. Porque claro, los políticos son fundamentales y se les debe hacer el test y la serología rápido, pero a los sanitarios les dejamos que se contagien y sin ellos saberlo y quererlo pues que sigan contagiando a los pacientes...", apunta en una parte de la amplia carta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento