El coronavirus llega a la F1: cuatro aislados, cancelación de actos y protestas a dos días del Mundial

Salida del GP de Australia de 2019.
Salida del GP de Australia de 2019.
Will Taylor-Medhurst / Red Bull Content Pool

La Fórmula 1 se pone a punto para encender los semáforos y dar comienzo al Mundial de 2020, en uno de los panoramas más extraños que se recuerdan en el mundo del deporte. Entre polémicas de aplazamientos o competiciones a puerta cerrada, el GP de Australia se prepara para abrir la temporada aunque el coronavirus se empeñe en evitarlo.

El último impedimento que ha surgido con la crisis por la epidemia que estremece al mundo señala varios posibles contagios en dos equipos de la parrilla.

Según ha informado McLaren, dos miembros de su equipo han sido puestos en cuarentena, por precaución tras mostrar "síntomas pareceidos al coronavirus". "Estamos esperando el resultado de los test pero el resto del equipo opera con normalidad", publicó la escudería en un comunicado.

También en Haas hay dos miembros del personal que han sido aislados y han sido sometidos a pruebas después de haber tenido fiebre recientemente, según informan varios medios.

Cancelación de eventos con los pilotos

Si el pasado martes informábamos de la cancelación del concierto de Miley Cyrus, la F1 se ha puesto también las pilas para proteger a sus estrellas. Varias son las medidas que se han tomado para evitar el contagio de estos, pero sobre todo, buscan reducir su exposición hacia los fans

De esta manera, han prohibido los selfies, autógrafos o interacciones con los fans en el 'Melbourne Walk', el paseo a la entrada del 'paddock', para así evitar el contagio de cualquier piloto. Asimismo, se ha modificado la sesión de autógrafos de los corredores, que según ha informado la organización del GP, pasará a ser una sesión de preguntas y respuestas, con los protagonistas en un escenario, más lejos del público.

Protestas

También empiezan a crecer las quejas hacia la celebración de un evento tan multitudinario con una enfermedad muy fácilmente contagiable estando tan presente.

Una de las más sonadas ha sido la que ha dejado un aviador impresa en el cielo, escribiendo "STOP F1", y sumándose a las numerosas peticiones de que el gran premio sea aplazado o bien disputado a puerta cerrada. 

A dos metros de Red Bull

La escudería austriaca ha tomado medidas también para proteger a sus pilotos. En este caso, Red Bull quiere blindarse de los periodistas y ha optado por prohibir a los reporteros acercarse a menos de dos metros de distancia de sus pilotos, ni en ruedas de prensa ni en los eventos publicitarios que patrocinen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento