El día que Di Stéfano jugó de portero en un Boca-River

  • Poco días después del 'superclásico' fichó por el Millonarios colombiano, pasando en 1953 al Real Madrid.
  • El partido se disputó el 31 de julio de 1949.
Alfredo di Stéfano, en la portada de la revista argentina 'El Gráfico' en los años 50.
Alfredo di Stéfano, en la portada de la revista argentina 'El Gráfico' en los años 50.
WIKIPEDIA

Año 1949, el clásico del fútbol argentino iba a disputarse, Boca y River estaban listos para el encuentro. En el terreno de juego sobresalía un jugador,Alfredo Di Stéfano, en ese momento figura del equipo millonario.

Los dos equipos se encontraban en situaciones opuestas, el Millonario era líder. El Xeneize, en cambio, se encontraba último. El Monumental estaba listo para la contienda. 

Por River, partían de inicio Carrizo, Ricardo Vaghi, Lidoro Soria, Norberto Yácono, Néstor Rossi, José Ramos, Ángel de Cicco, Juan José Negri, Di Stéfano, Labruna y Félix Loustau. En Boca fueron titulares Claudio Vacca, Francisco Perroncino, Juan Bendazzi, Martín Domínguez, Fermín Zelaya, Natalio Pescia, Marcelo Urueña, Isaac Scliar, Emilio Espinoza, Eduardo Ricagni y Herminio González. El árbitro fue Juan José Álvarez. 

Durante la segunda del partido, un fortísimo golpe a Carrizo, portero de River, en los testículos provocó su salida del terreno de juego. Un problema para los millonarios, pero allí emergió la figura de Di Stéfano. Un futbolista total, capaz de hacer hasta de portero. "Me dieron un pelotazo tremendo por allí abajo y yo me sentí descompuesto y estuve siete u ocho minutos fuera. Y entró Alfredo a la portería", contó en 2014 Carrizo a la prensa.

"Con un buzo amarillo, de manga corta y sin guantes, porque en esa época no existían. Lo hizo bien, eh. Hasta de portero era bueno", añadió. En el poco tiempo que se mantuvo como portero, la Saeta Rubia consiguió dejar la portería a cero. Finalmente, el River consiguió vencer a su rival por 1-0, con gol de Labruna

El equipo del astro argentino acabó segundo en la clasificación, por detrás de Racing Club, a seis puntos del campeón. Boca, por su parte, finalizó decimoquinto, un punto tan solo por delante de los dos equipos que disputaron el partido de desempate por la permanencia. Éste fue el último torneo de Di Stéfano con River Plate antes de marcharse a Colombia, para jugar con Millonarios. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento