Guerra en el Nápoles: los jugadores y Ancelotti se amotinan contra el presidente

  • Aurelio De Laurentiis ordenó una concentración a la que sólo ha asistido el entrenador.
Carlo Ancelotti saluda a Hirving Lozano, del Nápoles, en un partido.
Carlo Ancelotti saluda a sus jugadores tras el partido de Champions contra el Salzburgo.
EFE

La situación deportiva del Nápoles ha elevado la tensión en San Paolo hasta el punto de que se ha formado un motín. El enfrentamiento entre la plantilla y el cuerpo técnico con el presidente y dueño del club, el polémico Aurelio De Laurentiis, ha llegado a tal punto que los futbolistas se han rebelado contra la última decisión del dirigente.

No ganan desde el 19 de octubre en Liga, cuando se impusieron al Hellas Verona por 2-0, y en Champions desde el 23 cuando ganaron in extremis al Salzburgo por 2-3. A partir de ahí han enlazado tres empates y una derrota.

Para poner a tono a sus jugadores y meterles en vereda, De Laurentiis ordenó una concentración de una semana por el bajo rendimiento que están mostrando.

"El equipo estará concentrado hasta el domingo antes del parón de selecciones. Ancelotti es un gran técnico y un gran caballero y no tengo razones para pedirle que lo haga mejor con respecto a lo ya ha hecho. El problema es el trabajo en equipo, la armonía. Y eso depende de los jugadores, que deben encontrar motivaciones", dijo el presidente napolitano días antes.

Esta decisión ha acabado de enfadar a Carlo Ancelotti y a los futbolistas, que se niegan a seguir concentrados. El capitán Lorenzo Insigne informó que se iban a ir después del partido de Champions de este martes, y de hecho este miércoles sólo apareció el entrenador en la ciudad deportiva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento