El Real Madrid logra una convincente victoria en Turquía que reafirma a Zidane

  • Un gol de Toni Kroos da tres puntos clave a los blancos en la Champions.
Toni Kroos celebra su gol al Galatasaray.
Toni Kroos celebra su gol al Galatasaray.
20minutos | EFE

Cada vez que arrecian los rumores sobre una posible destitución de Zidane, el Real Madrid saca su mejor versión. Así sucedió este martes con una convincente victoria en Turquía ante el Galatasaray (0-1) que refuerza al entrenador galo y despeja las dudas sobre el futuro de los merengues en la Champions League.

Lo mucho que se jugaba ayer el conjunto blanco quedó claro con su puesta en escena. Nada de sus clásicas relajaciones en los comienzos del choque, la intensidad no se discutió desde el minuto 1 y así empezaron a caer las llegadas. Primero Rodrygo, la sorpresa de la alineación en Estambul, después un chut de Casemiro, luego otro de Kroos que desvió la zaga local. Sin embargo, las mejores ocasiones fueron turcas y con ellas llegó el momento de Courtois. Dos grandísimas paradas a Belhanda, primero, y a Andone, después, reivindicaron su figura, tan discutida casi desde que llegó al Real Madrid.

El choque pasó a ser de ida y vuelta y ahí impuso su mayor calidad el conjunto madridista. Benzema se inventó un pase en un contragolpe, Hazard ganó el área y su pase atrás lo remató Kroos, con algo de fortuna pues el balón dio en un defensor, para marcar el primero del choque.

El Madrid no tenía nada que ver con el de Mallorca. Valverde se unió a Casemiro para dar una gran solidez al equipo en el medio junto a un eficaz Kroos, Rodrygo era un puñal en cada acción y la dupla Benzema-Hazard creaba mucho peligro en cada acción.

Eso sí, a la espalda de la defensa blanca había el habitual agujero y una jugada de Babel la remató Belhanda para que la figura de Courtois volviera a emerger como salvadora.

Tras el descanso el Madrid se echó para atrás y le cedió el balón al Galatasaray, pero no solo con la intención de defender, también con la de salir siempre veloz al contragolpe. Así acarició el gol Benzema en una jugada en la que se fue solo contra el mundo y en la que casi encuentra el gol y después Hazard en un disparo seco que atajó Muslera.

La conexión entre el francés y el belga promete dar muchas alegrías a los blancos y una jugada lo dejó claro. Valverde cedió a Karim, el galo se sacó un pase maravilloso que dejó a Eden solo ante el meta y Hazard, que sentó al portero, falló inexplicablemente ya a puerta vacía al estrellar el balón en el larguero.

No llegó el gol, pero la superioridad del Real Madrid era más que evidente y las llegadas se sucedían una detrás de otra. Con Casemiro y Valverde rebañándolo todo en el centro del campo, los atacantes blancos salían con una soltura impresionante y acababan casi cada jugada. Hasta 27 veces dispararon a portería ante un Galatasaray que no se creía que hubiera llegado a los minutos finales todavía con opciones de rascar al menos un punto.

La tuvo Casemiro en un disparo lejano y el recién incorporado Vinícius en una jugada por la derecha. La sentencia no llegó y la tensión se mantuvo hasta los últimos minutos, pero la realidad es que el Madrid no sufrió en absoluto, el choque estuvo siempre controlado y los tres puntos se fueron en dirección al Santiago Bernabéu.

La victoria vuelve a calmar las aguas en el club blanco tras una semana de rumores en la que se llegó a especular con una destitución de Zidane si se caía en Turquía. Como en Sevilla cuando el galo llegó en una situación parecida, una victoria convincente refuerza la posición del entrenador. Al menos, hasta el próximo tropiezo de los blancos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento