El lago del ganso salvaje

El lago del ganso salvaje

Sinopsis

Zhou Zenong es un gángster que, justo después de salir de la cárcel, se convierte en fugitivo. Una pelea entre bandas se ha saldado con un policía muerto, y ahora Zhou tiene que esconderse y curarse sus heridas. En su huída de los mafiosos y un dispositivo policial que rodea la ciudad, se encontrará con Liu Aiai, una prostituta en la que no sabe si confiar. Mientras juega una última vez con su destino, Zhou averiguará qué está dispuesto a sacrificar por esta desconocida, y por su propia familia.

Aclamada a su paso por festivales de todo el mundo (entre ellos San Sebastián y Cannes, donde fascinó al mismísimo Tarantino), la cuarta película del chino Diao Dijan (Black Coal) radiografía dos mundos tan dispares y enfrentados como el Jiang Hu (los barrios bajos que sirven como hábitat del crimen organizado) y el de las fuerzas del orden. En este lugar sórdido, contaminado y gobernado por instintos primitivos transcurre la historia de un gangster de poca monta, callado, introvertido y recién salido de prisión, en una huída a la desesperada. Le acompaña, en la mejor tradición del cine negro, una prostituta de propósitos poco claros con la que no tardará en verse atrapado en una espiral de emociones y deseos. Como es habitual en su filmografía, la oscuridad de la noche y los colores chillones del neón se convierten en manto, refugio y vía de escape para estos héroes llenos de miedos y defectos. Ge Hu (Cherry Returns), Lun-Mei Kwei (La espada del dragón) y Fan Liao (La ceniza es el blanco más puro) lideran el reparto de este thriller criminal que hace un retrato crudo e implacable de la China contemporánea.