La casa del terror

La casa del terror

Sinopsis

En busca de emociones fuertes para Halloween, un grupo de jóvenes se encuentra con un pasaje del terror perdido en la carretera. Esta casa encantada promete una experiencia extrema donde los participantes tendrán que enfrentarse a sus peores miedos. Aunque la visita comienza con los típicos sustos cutres y mal elaborados, a medida que se adentren en este extraño lugar terminarán atrapados en una pesadilla macabra donde los monstruos, mucho más auténticos de lo esperado, les darán caza uno a uno.

En 2016, el dúo formado por Scott Beck y Bryan Woods escribió dos guiones: uno que reformulaba los mecanismos del cine de terror y ofrecía una experiencia revolucionaria (Un lugar tranquilo) y otro que homenajeaba el slasher de serie B. Con ellos mismos como realizadores, y bajo la producción del maestro del horror low cost Eli Roth, este segundo libreto se convierte en La casa del terror, un film de espíritu independiente que, sin más pretensión que la de recuperar la esencia de los clásicos de John Carpenter (Halloween) o Tobe Hooper (La matanza de Texas), propone una divertida montaña rusa de sustos, muertes truculentas y sádicos psicópatas. Lo hace a través de una atmósfera inquietante donde el minimalismo de una casa del terror, tan cutre como espeluznante, estimula la imaginación y los propios miedos del espectador. Katie Stevens (Polaroid), Will Brittain (Todos queremos algo), Lauryn Alisa McClain (Los descendientes: Wicked World), Andrew Caldwell (iZombie) y Shazi Raja (Qué fue de Brad) interpretan a este grupo de jóvenes a punto de adentrarse en una auténtica pesadilla mortal.