El crack cero

Sinopsis

Seis meses después del suicidio del conocido sastre Narciso Benavides, una atractiva y misteriosa mujer irrumpe en el despacho de Germán Areta, un respetado ex policía de la Brigada Criminal que se gana la vida como detective privado. Convencida de que Benavides, que también era su amante, fue asesinado, le contratará para investigar el suceso. Aunque su instinto le dice que la gente sólo mata por amor o por dinero, Areta encontrará tras este caso más motivos, y sospechosos, de los que esperaba.

Siete años después de su última película, Holmes and Watson. Madrid Days, José Luis Garci, mito viviente del cine español, sale de su autoimpuesto retiro para regresar, por tercera ocasión, a ese universo de crímenes, corruptelas y sucios callejones de Madrid por el que se movía uno de sus protagonistas más icónicos: el detective Germán Areta. El cineasta madrileño cierra su trilogía con El crack cero, una precuela ambientada en los albores de la Transición donde vuelca su admiración por los clásicos del noir. Como no podía ser de otro modo, detectives, femme fatales, asesinatos sin resolver, agudas réplicas y mucha melancolía forman el cóctel de este film, rodado en riguroso blanco y negro, que habla de temas tan atemporales y universales como hipocresía, maldad, traición o soledad. El ganador del Goya Carlos Santos (Lo dejo cuando quiera) y Miguel Ángel Muñoz (Al final todos mueren) reviven los personajes inmortalizados por Alfredo Landa y Miguel Rellán. Les acompañan Macarena Gómez (El fotógrafo de Mauthausen), Cayetana Guillén Cuervo (Una pistola en cada mano) y Pedro Casablanc (Dolor y gloria), que completan un reparto repleto de rostros conocidos.