Pequeño gran problema

Pequeño gran problema

Sinopsis

Jordan Sanders es una poderosa y rica ejecutiva con fama de temperamental que, justo antes de la presentación más importante de toda su carrera, termina convirtiéndose por arte de magia en su yo de cuando tenía 13 años. April, su asistente resignada a sufrir los caprichos y el fuerte carácter de su jefa, y la única que sabe quién es realmente esa adolescente mandona y agresiva, le ayudará a encontrar la manera de recuperar su cuerpo adulto antes de que pierda esa jugosa oportunidad de negocio.

Tina Gordon (Peeples) recupera para la gran pantalla, con vuelta de tuerca incluida en lo que respecta a la edad, el género y la raza de sus protagonistas, el subgénero de comedia con intercambio de cuerpos. En Pequeño gran problema una millonaria ejecutiva de carácter caprichoso y arisco, a la que el universo decide devolver a su cuerpo de adolescente y hacerle rememorar sus traumas de juventud, es la protagonista de esta cinta de humor irreverente (sin llegar a ser inapropiado) que, entre enredos y bromas disparatadas, habla sobre segundas oportunidades, el precio del éxito y el poder de la hermandad entre mujeres. La gran baza de esta película radica en la química y las capacidades cómicas de su trío protagonista, formado por Regina Hall (Plan de chicas), Issa Rae (The Hate U Give) y la joven Marsai Martin (Juerga de Mamis) que, a sus 13 años, debuta como productora. Aunque cuenta temas mil veces vistos como la necesidad de ser amado, escuchado y reconocido por los demás, el film encuentra su personalidad a través de una propuesta divertida y original. Justin Hartley (El gran desmadre (Malas madres 2)) y Tone Bell (I Love Dogs) completan el reparto de este film que convierte en risas los traumas de la infancia que luego repercuten en la vida adulta.