La ceniza es el blanco más puro

La ceniza es el blanco más puro

Sinopsis

Datong, 2001. Qiao es una joven bailarina locamente enamorada de Bin, un cabecilla del hampa local. En una disputa entre bandas rivales, Qiao dispara para defenderse y proteger a Bin. Por no delatar a su gran amor, la chica terminará condenada a 5 años de prisión. Tras recuperar la libertad, Qiao buscará a Bin, pero él ya no quiere saber nada de ella. Una década más tarde, Qiao se ha afianzado en la mafia, y Bin, cansado de su vida, volverá para reencontrarse con la única persona que ha querido.

El reputado Zhangke Jia (Más allá de las montañas) fusiona ideas de dos de sus películas más celebradas, Placeres desconocidos y Naturaleza muerta, en este poderoso drama ambientado en la periferia de una ciudad minera del noroeste de China. Allí transcurre un turbulento romance entre una joven bailarina y un líder local de la mafia, rota por la violencia y la cárcel, que, años más tarde, amenaza con resurgir. Entre una etapa y otra, La ceniza es el blanco más puro diferencia dos clases de amor: el puro e incondicional y otro complejo, triste y de sentimientos enmascarados, que componen un relato ambientado en el jianghu, un mundo de personas al margen de la sociedad, que reflexiona sobre las crisis y dilemas de toda una generación en un país en constante proceso de cambio. Tao Zhao (Un toque de violencia), esposa y actriz fetiche de Jia, deslumbra como protagonista de este poético y oscuro noir de afectos, decepciones y supervivencia que, fiel a la tradición del cineasta, contiene una importante dosis de crítica social. Le acompañan en el reparto intérpretes asiáticos como Liao Fan (Black Coal), Zheng Xu (Gang Jiong) y el debutante Casper Liang, entre otros.

Últimas películas del director Zhangke Jia