La importancia de llamarse Oscar Wilde

La importancia de llamarse Oscar Wilde

Sinopsis

Oscar Wilde, el que un día fuera uno de los autores más reconocidos del Londres victoriano y luego vilipendiado por la sociedad británica, afronta sus últimos días en París junto a sus amigos más cercanos. Con la muerte llamando a su puerta, el poeta y dramaturgo será invadido por recuerdos del pasado, como el intento fallido de reconciliarse con su esposa Constance, la relación amorosa con Lord Alfred Douglas que resultó fatal o los esfuerzos de los que más le querían por salvarle de sí mismo.

El conocido actor Rupert Everett (Altamira) debuta como director y, además, escribe el guion y protagoniza este biopic que se acerca al lado oscuro de Oscar Wilde, el genial e incomprendido poeta y dramaturgo que pasó de ser aclamado por la sociedad victoriana, a terminar repudiado por aquellos que le idolatraban. Ambientada en los últimos tres años de la vida del autor, La importancia de llamarse Oscar Wilde es un intenso y melancólico drama donde los recuerdos de este personaje en su lecho de muerte componen el testamento de un hombre rebelde y adelantado a su tiempo que vivió y murió por amor. La tormentosa relación con su esposa y el romance extramatrimonial con otro hombre que provocó su ingreso en prisión y el posterior exilio, forman la columna vertebral de este relato de pasión y redención. Junto a Everett, que firma una representación nada idealizada del personaje en un tour de forcé repleto de fuerza y empatía, completan el reparto el oscarizado Colin Firth (Un océano entre nosotros), Colin Morgan (Testamento de juventud) y los nominados a dos premios de la Academia Emily Watson (En la playa de Chesil) y Tom Wilkinson (Negación), entre otros.