Mug

Sinopsis

Considerado por familia, amigos y compañeros de trabajo como un simpático friki, Jacek es un joven que adora a su novia, su perro y el heavy metal. Obrero en la construcción de la que, se espera, sea la estatua de Jesucristo más grande del mundo, la vida de Jacek cambia tras un accidente laboral que le desfigura la cara y le convierte, de emergencia, en el primer sujeto de transplante facial del mundo. Mientras él se lo toma como un nuevo comienzo, el resto se mostrará receloso con el resultado.

Malgorzata Szumowska (Cuerpo (Cialo)) reflexiona en su nueva película sobre identidad, familia y raíces, y la manera en que éstas se interrelacionan para forjar el carácter de las personas. Mug nos sitúa en el punto de inflexión de un clan de la Polonia profunda, tradicional y de firmes creencias religiosas, ante el cambio radical de uno de sus miembros, un joven que, tras quedar desfigurado en un accidente laboral, recibe un transplante de cara que cambiará su relación con sus parientes más cercanos. Esta historia, que es contada con un realismo mágico que le da un aire de cuento de hadas moderno, sigue a su protagonista, convertido en un bicho raro, que tratará de redefinir su lugar en un entorno rural tan cruel y primitivo como hermoso. Partiendo de hechos reales (tanto en lo que respecta a la construcción de la estatua de Cristo más grande del mundo, como al primer transplante facial del mundo), el film habla sobre la libertad y aceptarse a uno mismo mientras critica con grandes dosis de sátira y humor negro el conservadurismo y la intolerancia de ciertos sectores de su país natal. Mateusz Kosciukiewicz (Amarás al próximo) lidera, tras la máscara, esta romántica cinta con trasfondo social en la que también participan Agnieszka Podsiadlik (Kantor), Malgorzata Gorol (Plan B) y Anna Tomaszewska (Wymyk), entre otras.