Infiltrado en el KKKlan

Infiltrado en el KKKlan

Sinopsis

Años 60. En plena lucha por los derechos civiles, Ron Stallworth se convierte en el primer detective negro de la Policía de Colorado Springs. Recibido con recelo por sus colegas, Ron decide hacer algo por su comunidad y consigue infiltrarse en el Ku Klux Klan. A través de llamadas telefónicas, entabla amistad con el líder de la logia local, mientras su compañero, Flip, asiste a las reuniones presenciales. Juntos, intentarán exponer a esta organización racista y detener el atentado que planean.

Con una filmografía que se alarga más de tres décadas, en la que ha demostrado un inquebrantable compromiso con la justicia social y la cuestión racial en EE.UU., el nominado al Oscar Spike Lee (Chi-Raq) lleva a la gran pantalla la insólita historia real de Ron Stallworth, un detective afroamericano que, con la ayuda de su compañero Flip Zimmerman (de origen judío), consiguió no sólo afiliarse al Ku Klux Klan, sino también ser un miembro respetado en la cúpula de esta organización de supremacistas blancos. Las memorias de Stallworth se convierten en Infiltrado en el KKKlan en una película que juega con géneros como el policíaco y la comedia negra, que combina la tensión de la peligrosa infiltración y el humor de una situación tan increíble como absurda. El objetivo final es contar, a través de un acontecimiento que transcurre en la década de los 70 (época de convulsión social protagonizada por la lucha por los derechos civiles y la respuesta de la propaganda racista), cómo la discriminación racial sigue siendo un problema más que vigente en la actual América de Trump. John David Washington (Ballers) y Adam Driver (Star Wars: Los últimos Jedi) protagonizan este film, premiado en el Festival de Cannes, que también cuenta con Laura Harrier (Spider-Man: Homecoming), Topher Grace (La verdad) y breves apariciones del nominado al Oscar Alec Baldwin (Misión: Imposible - Fallout) y Harry Belafonte.